Cuatro días para explorar la Feria de Libros de Fotos de Autor

En Felifa participan varios sellos locales y latinoamericanos
En Felifa participan varios sellos locales y latinoamericanos Crédito: Gentileza Felifa
Abrió hoy al público en FoLa; en esta nota, algunas editoriales y varios títulos recomendados para comenzar a recorrerla
Daniel Gigena
(0)
24 de noviembre de 2016  • 15:03

Desde hoy hasta el domingo, en FoLa, se desarrolla la decimoquinta edición de la Feria de Libros de Fotos de Autor, el encuentro anual de fotógrafos, artistas, editores, diseñadores y amantes de la fotografía destinado a promover la producción editorial y la difusión de un tipo de libros que muchos atesoran.

Un libro de fotos de autor no es un conjunto improvisado de fotos. Varias ideas organizan la selección de imágenes, los materiales y soportes, las fuerzas que la fotografía posee para expandir el mundo, además de dar testimonio y reflexionar sobre el presente. Colecciones extranjeras como Photo Poche o Masters of Photography, así como también las monografías de Phaidon o Taschen, ayudaron a crear el interés local por esos libros. Felifa, la Feria de Libros de Fotos de Autor, supo captar esa subespecie de la pasión escópica.

“El libro es desde siempre uno de los mejores soportes que tenemos los fotógrafos para transmitir ideas y experiencias –dice Julieta Escardó, fotógrafa y alma máter de Felifa-. En los últimos tiempos, el desarrollo tecnológico que aportan las imprentas digitales y las posibilidades de circulación que ofrecen las redes sociales erosionaron los modos tradicionales de concebir, producir y difundir libros de fotografía.”

Escardó suma otro factor a esa constelación: “La temida y amada autogestión, que abre un enorme poder de independencia a la vez que demanda una alta cuota de imaginación”. Eso produjo, para la editora del sello La Luminosa, un cambio profundo en la industria editorial.

“En el mundo se abre así un joven y vital escenario del que participan fotógrafos que se autoeditan, sellos editoriales independientes, cooperativas editoriales, ferias de fotolibros, foros de discusión, charlas, premios para publicaciones y clubes de libros. América Latina no escapa a ese proceso.”

Un libro de fotos de autor no es un conjunto improvisado de fotos. Varias ideas organizan la selección de imágenes, los materiales y los soportes
Un libro de fotos de autor no es un conjunto improvisado de fotos. Varias ideas organizan la selección de imágenes, los materiales y los soportes Crédito: Gentileza Felifa

De Felifa 2016 participan varios sellos locales y latinoamericanos: La Azotea, Asunto Impreso y Ediciones Larivière, Sta. Rosa Editora, Piano Piano, Crónicas Visuales, El Amante Universal, Plata Negra, CFC, Periplo, Mostro, Editorial Municipal de Rosario, Fábrica de Estampas, Humo, Fotógrafos Argentinos, Big Sur, Flanbé, Morpungo, Noxa, Elefante y ARGRA, entre otras.

Durante los cuatro días habrá también talleres y encuentros con fotógrafos y editores nacionales y extranjeros, como Eduardo Longoni y Ataúlfo Pérez Aznar, Facundo de Zuviría, Marcelo Brodsky y Claudia Schuster. La programación completa se puede consultar en www.fotolibrosdeautor.com.

“La escena editorial se ha diversificado enormemente gracias al surgimiento de nuevas tecnologías digitales y la lógica de redes para la difusión, circulación y venta de fotolibros –indica Escardó-. Mientras que antes sólo podían imprimirse ediciones de por lo menos mil volúmenes en offset digital, hoy en día en imprentas digitales se pueden realizar tiradas de un ejemplar, cien o mil ejemplares.” Esto permite realizar ediciones más autorales, artesanales y conceptuales como, por ejemplo, Naturaleza incierta, de la fotógrafa argentina Andrea Alkalay, o Temporal, de la artista rosarina Laura Glusman, por mencionar dos fotolibros de calidad editados este año.

Libro de Maxie Amena, fotógrafo de La Nación, presentado el año pasado
Libro de Maxie Amena, fotógrafo de La Nación, presentado el año pasado Crédito: Gentileza Felifa

Por mucho tiempo, un libro de fotografías era entendido (y utilizado) como un catálogo, una especie de curriculum vitae visual. “Un fotolibro se diferencia de un libro de fotografías convencional en el sentido de que narra un relato visual editado y armado con una mirada autoral -señala Escardó-. Mientras que las exhibiciones y muestras son temporales, los fotolibros permiten que los autores trasladen su obra en papel, tomando decisiones autorales y personales, para realizar un objeto que permanece”, agrega.

Objetos físicos y portátiles de culto, los fotolibros configuran un archivo visual cultural.

Cinco libros para buscar en Felifa

Donde la Luna es ronda, de Agustina Tato
Donde la Luna es ronda, de Agustina Tato Crédito: Gentileza Felifa

1. Donde la Luna es ronda, de Agustina Tato. Fue publicado recientemente por el sello de la feria, La Luminosa. Es el libro que resultó ganador del Premio Publicación Felifa 2015.

2. Embalse, de Agustina Triquell. El libro de la fotógrafa cordobesa ha sido publicado por Asunción Editora. Triquell es autora, además, del interesante volumen Fotografías e historias, editado por el Centro de Fotografía de Montevideo.

La vaca atada, de Santiago Hafford
La vaca atada, de Santiago Hafford Crédito: Gentileza Felifa

3. La vaca atada, de Santiago Hafford, de ARGRA Ediciones. Este fotógrafo es también autor del libro Uniformados, que publicó la Editorial RM en México tras ganar el Concurso Fotolibro Latinoamericano en 2011.

4. Los segundos, de Cecilia Lenardón. En las fotos de Lenardón, el recurso al claroscuro y los encuentros fortuitos de cosas heterogéneas generan un clima de ficción que no atenúa el efecto de realidad. Publicado por la Editorial Municipal de Rosario.

5. La Gran Casa, de Walter Sangroni. Publicado por el sello Crónicas Visuales, Sangroni realiza una exhaustiva investigación fotográfica del Centro de Integración Monteagudo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.