Diego, Frida y un nuevo capítulo de una historia con final incierto