Reseña: El reloj de sol, de Shirley Jackson