Punto de vista. A la Justicia le toca responder