"Acá no hay jueces de la servilleta", dijo la ministra Marcela Losardo al defender la reforma judicial en el Senado

La ministra de Justicia negó que la iniciativa busque garantizarle impunidad a la vicepresidenta Cristina Kirchner
La ministra de Justicia negó que la iniciativa busque garantizarle impunidad a la vicepresidenta Cristina Kirchner Crédito: Prensa Senado
Gustavo Ybarra
(0)
4 de agosto de 2020  • 20:48

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, defendió de manera enfática el proyecto reforma judicial y r echazó las sospechas de la oposición sobre una agenda oculta destinada a favorecer algún sector político en particular.

"Acá no hay jueces de la servilleta, acá no hay posibilidad de nombrar jueces a dedo", afirmó Losardo ante un plenario de comisiones del Senado, cuando le tocó el turno de responder los cuestionamientos lanzados por los legisladores de Juntos por el Cambio.

La contrarréplica no tardó en llegar. "Miramos con lupa porque no nos quedamos con el decir sino con lo que hace este Gobierno; y todo lo que se viene haciendo en materia de Justicia siempre roza o golpea bajo en materia de impunidad", le contestó el jefe de la principal bancada opositora, Luis Naidenoff (UCR-Formosa).

Por otra parte, y en respuesta a una inquietud de Laura Rodríguez Machado (Pro-Córdoba), la ministra negó que se pretenda modificar la ley orgánica del Ministerio Público para eliminar la exigencia de los dos tercios del Senado para designar al procurador general, mayoría agravada que mantiene trabado el pliego del juez federal Daniel Rafecas.

La participación de Losardo en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia dio inicio a la discusión de la reforma que impulsa el Poder Ejecutivo, reunión virtual en la que oficialismo y oposición cruzaron críticas que anticipan la tensión que rodeará el debate de la iniciativa.

"Este es un proyecto a medida para las políticos que no va a llevar alivio a la gente", criticó la opositora Silvia Elías de Pérez (UCR-Tucumán). "No garantiza impunidad a nadie, sino que licúa la concentración de poder en pocos jueces", le respondió el kirchnerista Martín Doñate (Río Negro).

Marcela Losardo y Silvia Elías de Pérez
Marcela Losardo y Silvia Elías de Pérez Crédito: Prensa Senado

Losardo habló por videoconferencia ante las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia durante 50 minutos en los que leyó y explicó el contenido del articulado del proyecto.

"El objetivo claro y concreto es que los ciudadanos reciban un servicio de justicia eficiente y eficaz y tengan respuesta en un plazo razonable", justificó la ministra la reforma.

En un tono que en varios momentos se asemejó al de una maestra de primaria ante sus alumnos, que cambió significativamente cuando respondió a las preguntas de la oposición, Losardo se anticipó a las críticas y negó que la iniciativa busque garantizarle impunidad a algún dirigente político.

"Se garantiza el juez natural porque no hay intervención alguna en las causas existentes", afirmó, en alusión a la denuncia de la oposición acerca de que la reforma busca beneficiar a Cristina Kirchner en las causas por corrupción que enfrenta en la Justicia federal. "Lejos está esto de ser caratulado como garantía de impunidad o de cambio de jueces o de causas", agregó.

Además de la intencionalidad política, Juntos por el Cambio también cuestionó la oportunidad, el costo y algunas incongruencias que contiene la reforma.

"En este momento, donde son escasos, queremos discutir el destino de los recursos", dijo Esteban Bullrich (Pro-Buenos Aires), quien pidió que se ampliara el giro del proyecto a la comisión de Presupuesto y Hacienda. El radical Martín Lousteau (Capital), en tanto, le reclamó a la ministra que "acerque números de por qué este diseño va a servir a la eficiencia" de la Justicia.

"Para nosotros la Justicia no es un gasto, es una inversión", respondió la ministra, comparando el servicio de justicia con la educación. Aunque no dijo cuál será la inversión de demandará la reforma, pero insistió en que no se puede pensar en el costo "cuando tenemos expedientes que tardan 26 años, como la investigación de la AMIA o la voladura de la embajada de Israel".

El oficialismo cerró filas y defendió el proyecto, aunque no faltaron propuestas de introducirle reformas. Como las que planteó Oscar Parrilli (Neuquén), habitual alter ego de Cristina Kirchner en los debates en el Senado, quien pidió incluir a los medios de comunicación entre los supuestos factores de presión que el proyecto obliga a los jueces a denunciar.

El debate de la reforma continuará el este jueves, a partir de las 12, con los especialistas que los bloques propusieron para que expongan sus puntos de vista sobre el proyecto. La lista se agotaría la semana próxima, cuando el oficialismo podría emitir dictamen.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.