Alberto Fernández, sobre el lunes 28 de octubre: "Que los argentinos estén tranquilos, vamos a respetar sus depósitos en dólares"

Fernández estuvo en el Chaco, otra vez rodeado de gobernadores peronistas
Fernández estuvo en el Chaco, otra vez rodeado de gobernadores peronistas Crédito: Frente de Todos
Maia Jastreblansky
(0)
24 de octubre de 2019  • 09:34

Los cierres de la campaña presidencial se fusionaron ayer con los interrogantes sobre el escenario económico del día después de la elección. El llamado " 28-O" -que alude a cómo los mercados reaccionarán a los resultados de las urnas- se coló con fuerza en la antesala de la veda electoral. El clima de incertidumbre ejerció presión sobre el dólar, que ayer registró una suba de más de $1 pese a la intervención del Banco Central.

Con posibilidades de ganar la presidencia en primera vuelta, Alberto Fernández ayer se pronunció sobre sus perspectivas para el próximo lunes. Consultado sobre cómo cree que responderán los mercados tras los comicios, el candidato del Frente de Todos les habló a bonistas y ahorristas. "Yo espero que estén tranquilos porque la verdad es que con nosotros no corren riesgo", dijo. "Que los argentinos estén tranquilos porque nosotros vamos a cuidar sus ahorros, vamos a respetar sus depósitos en dólares. No tienen por qué estar nerviosos. Es más, que estén confiados, porque gracias a Dios se van los que armaron este desastre", dijo en diálogo con Futurock, en un contexto donde sus mensajes adquieren mayor resonancia de cara a una eventual transición.

Fernández también se pronunció respecto de la deuda pública. "De lo que estoy hablando es de defender la posición de los bonistas frente al avance del FMI", señaló. El candidato desestimó así una posible quita a los acreedores privados, una idea que le reprochó al Fondo.

"Lo que parece ser que está planteando [el FMI], porque con nosotros no lo ha hablado, es que haya una quita sobre los tenedores de bonos privados. Pero esta vez los tenedores privados tienen poca responsabilidad", dijo.

Las condiciones excepcionales que tuvo el préstamo del FMI, la eventual renegociación de la deuda y el nivel de las reservas del Banco Central son las mayores inquietudes del candidato del Frente de Todos.

Fernández estuvo en el Chaco, otra vez rodeado de gobernadores peronistas
Fernández estuvo en el Chaco, otra vez rodeado de gobernadores peronistas Crédito: Frente de Todos

Ayer, cerca de Macri -que en los últimos días dejó de brindar entrevistas con radios locales como venía haciendo en la gira- vacilaron a la hora de leer las declaraciones de Alberto Fernández.

"No debería estar hablando del dólar. No entendemos con qué ánimo habla de los depósitos en un país donde, por nuestra historia, ese tema es sensible", señaló un colaborador cercano al Presidente.

Un alto funcionario enumeró sobre los dichos de Fernández: "No entendemos si quiere dar una buena señal; si está preocupado por lo que puede heredar en caso de ganar; si habla porque ve que hay gente que duda en votarlo por el futuro de la economía o si quiere avivar el fuego".

"Vemos nerviosismo en ese espacio en los últimos días. Si estás confiado, jugás como nunca", se explayaron.

En el Gobierno, los más optimistas insisten en la posibilidad de un ballottage, mientras que en el campamento del Frente de Todos aseguran que el contundente triunfo que mostraron las PASO es irreversible y apuestan a estirar la diferencia.

Fernández ya le había enviado un mensaje al Presidente el lunes. "Lo que quisiera es que si el resultado le es adverso, Macri no se enoje como la otra vez y no maltrate a los argentinos, y no libere al dólar para que escale como permitió", dijo.

"A nadie le pido que piense como yo, sino que me ayude a la empresa común de levantar la Argentina. Hay que ponerle fin a la locura de la grieta", agregó.

Ayer, fuentes oficiales señalaron a LA NACION que se registró "una dolarización de los ahorristas minoristas, producto de la cercanía a la elección", al tiempo que transmitieron tranquilidad respecto de los retiros de depósitos.

Los aires de incertidumbre ayer calaron en todos los espacios políticos. El exministro de Economía y candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, pidió ayer que una eventual transición sea "lo más tranquila posible" y reclamó tener "cuidado en lo que se hace y lo que se dice" en los próximos días.

Macri, ayer, en Mar del Plata, en otro acto de su gira "Sí se puede"
Macri, ayer, en Mar del Plata, en otro acto de su gira "Sí se puede" Crédito: Mauro V. Rizzi

Mientras Mauricio Macri continuaba la gira proselitista del "Sí se puede" en Mar del Plata, ayer en Capital Federal, funcionarios proyectaban los distintos escenarios económicos que puede habilitar la elección presidencial.

"Para los mercados no es lo mismo un ballottage que una transición. También hay que ver qué pasa en la ciudad. No es lo mismo para el panorama económico que se salde la elección sin ballottage, a una segunda vuelta", señalaba un colaborador del Gobierno.

El encargado de hacer las previsiones es el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, que se mantiene al margen de la campaña, pero en contacto permanente con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el Presidente.

Con los candidatos recorriendo el interior del país, ayer en la Casa Rosada se vivían horas de una tensa calma.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.