Alberto Fernández inauguró la cumbre del Grupo de Puebla: "La unidad de Brasil y la Argentina es indisoluble, nadie puede romperla"

Alberto Fernández y Dilma Rousseff inauguraron la segunda cumbre del Grupo de Puebla
Alberto Fernández y Dilma Rousseff inauguraron la segunda cumbre del Grupo de Puebla Fuente: AFP - Crédito: Alejandro Pagni
(0)
9 de noviembre de 2019  • 10:35

El presidente electo Alberto Fernández expresó hoy que está "feliz" con la liberación de Luiz Inácio Lula da Silva, al dar su mensaje inaugural del II Encuentro del Grupo de Puebla que se desarrolla hoy y mañana en Buenos Aires y, sin mencionarlo, habló sobre su tensa relación con el actual mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro.

"Con Lula libre, soplan otros vientos en Brasil", dijo el dirigente del Frente de Todos. "No tengo duda de que la unidad de Brasil y la Argentina es indisoluble. Ningún gobierno de coyuntura puede romperlo, nada lo va a romper. Vamos a seguir trabajando por esa unidad, que es el eje de la unidad de América del Sur", expresó.

El presidente electo comenzó su discurso diciendo que estaba "feliz" por la liberación de Lula y recordó cuando lo visitó, en julio pasado, a la prisión. "Lula me dio una sola orden: 'você tem que ganhar [tienes que ganar] en la Argentina'. Cumplí, Lula. Gané en la Argentina, pusimos en pie a la Argentina y vamos a poner en pie América Latina junto a todos ustedes", dijo exultante en el Hotel Emperador, ubicado en la Avenida Del Libertador 420, en el barrio porteño de Retiro

Fernández señaló que "el continente no pasa el mejor momento" y en ese sentido destacó la importancia del encuentro del Grupo de Puebla, donde participan más de 30 dirigentes del progresismo latinoamericano. "Hace cuatro años, estábamos todos muy agobiados temiendo que el conservadurismo había llegado a América Latina para quedarse, padeciendo la democracia que nos ofrecen estos 'republicanos' -entre comillas-, viendo cómo las instituciones se demacraban en todos nuestros países", expresó.

El exjefe de gabinete habló además de la conversación telefónica que mantuvo esta mañana con el presidente francés, Emmanuel Macron, quien lo invitó a viajar a Francia antes de la asunción, el 10 de diciembre. "Siento que en todo este tiempo ganaron otras voces, que no pudieron explicar lo que pasaba en este continente. Sentí que el presidente Macron me entendía", dijo, tras mencionar que en esa "charla espléndida" hablaron sobre las coyunturas en Brasil, Chile, Venezuela, la Argentina, Ecuador y Bolivia.

En ese sentido, se refirió a la crisis en Chile: "Yo quisiera que Chile recupere su paz. Quisiera que el presidente [Sebastián] Piñera haga un esfuerzo mayor porque Chile lo está reclamando. Estoy dispuesto a ayudar en todo lo que haga falta para que Chile recupere la paz pero no soy yo quien tiene la llave para resolver este problema".

Al finalizar, Alberto Fernández cerró: "Estoy muy feliz de que el Grupo de Puebla exista. Va a ser la voz para contar lo que pasa en América Latina, va a ser el grupo de donde salgan los dirigentes que van a poner de pie la América Latina que soñaron los grandes próceres de nuestra independencia. Podemos hacerlo. Porque los grandes hombres no solo nacieron en el siglo XIX, también nacieron en el siglo XXI".

Justo antes del discurso de Alberto Fernández, se emitió en la sala un mensaje en video de Lula, en el que afirmó que el triunfo del candidato del Frente de Todos en la Argentina es "como si" él mismo "hubiese ganado" en el país vecino y manifestó que tiene "mucho deseo de luchar para construir una unidad latinoamericana muy fuerte". Anoche, en la cena de bienvenida de los dirigentes del grupo, Fernández expresó su deseo de que Lula esté presente en su asunción, el próximo 10 de diciembre.

Dilma, "feliz"

La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff habló al comienzo del encuentro en el hotel de Retiro y, en su discurso, que está "contenta" porque "la elección de Alberto Fernández revierte la onda conservadora que nos había atacado" en América Latina.

"Estoy feliz porque Lula está libre y va a poder construir la paz en Brasil. Estoy contenta porque la elección de Alberto Fernández cambia las condiciones. Estoy feliz porque el pueblo de Chile se puso de pie", dijo.

Bajo el lema "el cambio es el progresismo", las deliberaciones del Grupo de Puebla, que se extenderán hasta mañana, estarán marcadas por la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil que determinó la liberación de Lula, preso desde hace más de un año y medio, al cambiar la jurisprudencia procesal sobre las condiciones de detención.

José "Pepe" Mujica (Uruguay), Fernando Lugo (Paraguay), Ernesto Samper (Colombia), Álvaro García Linera (vicepresidente de Bolivia), y Daniel Martínez (candidato del Frente Amplio que competirá en el ballottage en Uruguay) son algunas de las figuras presentes.

En una cena previa a la cumbre, los dirigentes coincidieron en la necesidad de reactivar la Unasur, y plantearon la iniciativa de traer a la Argentina el busto del expresidente Néstor Kirchner que se levantaba en la sede del organismo ubicado en Ecuador.

La primera reunión de este nuevo foro internacional tuvo lugar del 12 a 14 de julio de este año en la ciudad mexicana que le da su nombre, Puebla, donde 30 líderes de 12 países coincidieron en unir fuerzas y propuestas para consolidar un nuevo eje para "producir consensos regionales y articular políticamente al progresismo".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.