Alberto Fernández le pidió a Mauricio Macri que "no libere el dólar" si pierde las elecciones

El candidato del Frente de Todos junto a Massa y el candidato a intendente, Federico Susbielles
El candidato del Frente de Todos junto a Massa y el candidato a intendente, Federico Susbielles
(0)
22 de octubre de 2019  • 01:27

Alberto Fernández hizo ayer todo lo posible por dejar atrás el debate presidencial y concentrarse en las elecciones del domingo. En un intento de recuperar la iniciativa política, procuró reafirmar su lugar como favorito y poner el foco en el lunes 28, en el que se proyecta como presidente electo.

"Quisiera que, si el resultado le resulta adverso, Macri no se enoje ni maltrate a los argentinos ni libere el dólar. Debemos tomar todo con tranquilidad porque así es la democracia. De mi parte, toda la voluntad y vocación para que todo transcurra en tranquilidad", dijo ayer el candidato del Frente de Todos en una conferencia de prensa que dio en Bahía Blanca.

Las discusiones sobre su desempeño en el debate presidencial, una herramienta de la que siempre renegó, no formaron parte de las conversaciones de su equipo de campaña, contaron dirigentes que lo acompañaron ayer en su recorrida bonaerense. "El debate queda atrás del retrovisor del auto de la campaña", graficó uno de ellos, en diálogo con LA NACION.

En la ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires, Fernández compartió actividades con el candidato a intendente del Frente de Todos, Federico Susbielles. Lo mismo hizo unas horas antes en Olavarría, donde visitó a Federico Aguilera, postulante de la coalición opositora.

"La Argentina no tiene que tener más cimbronazos como los que el Gobierno nos hace sentir desde hace un año y medio. No paran de designar funcionarios, no pueden controlar la inflación. Espero que no hagan las cosas más difíciles", declaró Fernández.

"Que con la grieta se queden otros. Nosotros estamos acá para tenderles la mano a todos los argentinos. Para hacer con todos los argentinos y los bahienses un país mejor", agregó, en un mensaje calcado del que dio en el cierre del debate.

Al abrir la conferencia de prensa, el candidato se vio obligado a hablar del debate. "Con las características de este debate, cada uno habla y dice lo que tiene que decir, y la posibilidad de intercambiar posiciones es muy acotada. Esos 13 minutos uno trata de usarlos para decir cosas que ayuden a la gente", afirmó.

Más temprano, al salir de su casa, en Buenos Aires, se había mostrado tenso en el diálogo que mantuvo con los periodistas que hacían guardia en la calle. Tras afirmar que esperaba una "transición tranquila" y que Mauricio Macri ya "forma parte del pasado", negó que Cristina Kirchner hubiera estado ausente en la campaña. Argumentó que había estado presente en un acto en La Pampa, la semana pasada, y que iba a participar del cierre de campaña, en Mar del Plata, pasado mañana.

Cuando Rodrigo Jorge, un cronista de Radio Mitre, insistió sobre ese punto y le preguntó si la expresidenta iba a tener más protagonismo en la última semana de campaña, Fernández lo maltrató. "Andá a trabajar de periodista", le dijo, para dar por cerrado el contacto con los movileros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.