Alberto Fernández: "Vamos a ser un país gobernado por un presidente y 24 gobernadores"

Alberto Fernández asistió al acto de asunción del gobernador tucumano, Juan Manzur
Alberto Fernández asistió al acto de asunción del gobernador tucumano, Juan Manzur Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Font
Fabián López
(0)
30 de octubre de 2019  • 00:00

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Alberto Fernández envió ayer desde Tucumán un fuerte mensaje puertas adentro del peronismo y aseguró que a partir del 10 de diciembre la Argentina "va a ser un país gobernado por un presidente y por 24 gobernadores".

En su primera incursión en el interior del país como presidente electo, Fernández acaparó protagonismo en la ceremonia de reasunción del gobernador Juan Manzur, quien en junio último fue reelegido para un segundo mandato y fue uno de los pilares del Frente de Todos durante la campaña. Desde el Teatro Mercedes Sosa, de la capital tucumana, Fernández trazó un crudo diagnóstico sobre el escenario con el cual le tocará asumir. "Vamos a enfrentar un tiempo difícil porque tenemos que garantizar derechos y tenemos que volver a poner en marcha a la Argentina en un escenario complejo, de alto endeudamiento, que el mayor daño que hizo todo este tiempo fue precisamente condenar a la pobreza a cuatro de cada diez argentinos", lanzó Fernández.

En el escenario, los principales asientos junto a Fernández y a Manzur fueron ocupados por gobernadores, sindicalistas, intendentes bonaerenses y dirigentes del PJ que habían quedado relegados a un segundo plano durante los festejos del domingo a la noche en el búnker del Frente de Todos.

Estuvieron los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gildo Insfrán (Formosa). También aparecieron en el cuadro el vicegobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo; la vicegobernadora electa de Buenos Aires, Verónica Magario; Sergio Massa, y los diputados Daniel Scioli, Daniel Filmus, Diego Bossio, Alfredo Olmedo y Daniel Arroyo. También el intendente electo de La Matanza, Fernando Espinoza, y el presidente del PJ de Buenos Aires, Fernando Gray, entre otros dirigentes. Además, participaron Ginés González García; el senador correntino Carlos Espínola, y el rector de la UBA, Alberto Barbieri. Estuvo, además, la cúpula de la CGT, con Héctor Daer y Carlos Acuña a la cabeza. Por el sector empresarial, participaron el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi; Marcelo Fernández, de la Confederación General Empresaria, y el dueño del Grupo Macro, Jorge Brito. Dirigentes de la Unión Industrial se ausentaron con aviso.

"Vamos a ser un país gobernado por un presidente y 24 gobernadores. Vamos a hacer la Argentina federal, no va a ser un discurso, va a ser una realidad", expresó Fernández en su mensaje, en el cual no mencionó ni una sola vez el nombre de su compañera de fórmula, Cristina Kirchner.

El futuro jefe del Estado aseguró que le tocará asumir en un escenario social complejo por la crisis económica, el desempleo y el aumento de la pobreza. "Esta sociedad no puede sentirse digna si en su seno hay gente que pasa hambre. Vamos a arremangarnos todos para que en la Argentina nadie más pase hambre. No va a ser el éxito de un gobierno, va a ser el éxito de toda la Argentina", sentenció.

Luego, señaló que los países de América Latina se diferenciaron del resto del mundo "por garantizar siempre el derecho a los que trabajan, el derecho a educarse y el derecho a la salud pública".

Fernández le apuntó al gobierno de Macri y advirtió que "desde hace cuatro años que vienen insistiendo en que para que la Argentina progrese hay que quitar derechos". Y agregó: "No conozco ninguna sociedad que se haga fuerte perdiendo derechos. No conozco una Argentina que progrese si se les privan derechos a los que trabajan".

En otro tramo de su discurso, se refirió al federalismo y a los desafíos de su gestión. "La Argentina es una toda, no hay argentinos de primera y de segunda. La ética de la responsabilidad social de la que tanto nos habló [Raúl] Alfonsín nos exige que aquellos argentinos que peor están sean los primeros en ser atendidos", expresó. Y completó: "Vamos a hacer la mejor de nuestras epopeyas, vamos a arremangarnos todos para que en la Argentina nadie más pase hambre".

Por su parte, Manzur, quien en su discurso tampoco mencionó a Cristina Kirchner, le reiteró a Fernández el acompañamiento de los gobernadores. "Esta es la Argentina que se levanta y se pone de pie, señor presidente. Estos somos los que estamos aquí a su lado, para desterrar asimetrías y para acercar diferencias. Para gobernar juntos esta Argentina federal, unida y diversa", expuso el tucumano.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.