Amplían el presupuesto de las universidades en $ 423 millones

El reparto de fondos es cada vez más desigual; la UBA es la que menos dinero por alumno recibió; la Arturo Jauretche fue la más beneficiada
Diego Cabot
(0)
24 de diciembre de 2014  

Hay otro sector de la administración pública en el que los fondos se distribuyen con discrecionalidad: las universidades nacionales. Ayer, esta situación quedó impresa en el Boletín Oficial, que como siempre cerca de fin de año esconde muchas novedades.

Mediante una modificación presupuestaria que se publicó ayer, el Gobierno autorizó un aumento de 423 millones de pesos en el gasto de las universidades nacionales. El destino, como la mayoría de los movimientos de dinero público que se dan cerca de fin de año, tiene como finalidad afrontar los gastos que demanda el funcionamiento, como, por ejemplo, los salarios. Como se dice en la jerga contable, para pagar gastos corrientes.

La mayoría de las casas de estudio que dependen del gobierno nacional tuvo lo suyo. Pero claro, el dinero no alcanza para todo, y menos para todos. En estas cuentas de fin de año siempre hay algunas reparticiones que pierden. Según lo que se desprende de la resolución de ayer, hubo dos rubros que entregaron gran parte de su presupuesto para correr con los gastos de fin de año de las universidades: la infraestructura educativa y el Fondo de Incentivo Docente.

Según consta en las planillas anexas que como adjunto se suman a la decisión administrativa 1171/2014, el Gobierno retiró 97,57 millones de pesos que originariamente se habían dispuesto para el rubro "infraestructura y equipamiento" en el Ministerio de Educación. Además, y para compensar el gasto, también quitó una partida de 302 millones de pesos correspondientes al Fondo de Incentivo Docente, una herramienta que se creó en 1998 con un aporte que tenían que hacer todos los propietarios de autos de un valor superior a 4000 pesos y que luego fue modificado en varias oportunidades. Lo recaudado, según lo establece la ley de creación, sería para mejorar el salario de los educadores.

El reparto de dinero a las casas de altos estudios sigue la lógica que tienen las partidas presupuestarias desde hace tiempo en materia universitaria: la cantidad de pesos por alumno es notablemente despareja.

De este nuevo monto que se reparte hoy, los alumnos de la Universidad de Buenos Aires son los que menos reciben (136 pesos). En el otro extremo de la lista se encuentran los alumnos que cursan en la Universidad Arturo Jauretche, con 3448 pesos cada uno. Las otras universidades que se suman al podio de las que más dinero recibieron son la de Villa María y la de Lanús. La primera se benefició con 7,2 millones de pesos, lo que significa alrededor de 3057 pesos por cada alumno, mientras que la bonaerense accedió a un cheque de 12,3 millones de pesos, lo que significa 3091 por cada uno de los matriculados.

Cuando se suma el presupuesto anual de las universidades y se lo divide por la cantidad de cursantes de sus carreras, también surgen grandes asimetrías. La casa de estudio que más dinero recibe por cada alumno es la Universidad de Villa María, que tiene un presupuesto por alumno de 72.000 pesos, muy lejos de la Universidad de La Matanza (algo más de 9000 pesos por alumno), la de Lomas de Zamora (con 10.158 pesos) y la de Buenos Aires, con 16.784.

La Universidad Nacional de la Patagonia Austral, con sede en Río Gallegos, y que también tiene sedes en Caleta Olivia, Río Turbio y Puerto San Julián, es la segunda que mejor presupuesto tiene. En 2014 gozó de 56.084 pesos por cada uno de sus 5000 alumnos que están activos.

Otras partidas

En la resolución de hoy también hubo otras modificaciones presupuestarias. El plan Conectar Igualdad sumó 750 millones, de los cuales la mayoría es para compra de equipos. La contracara, en este caso, fue el programa de respaldo a estudiantes argentinos (Progresar), plan al que le restaron 500 millones de pesos. El hospital Posadas también tuvo su beneficio: le otorgaron $ 22 millones para terminar el ejercicio 2014.

El Correo, otra empresa pública beneficiada

El Correo Argentino, la empresa estatal que presta servicios postales en todo el país, fue otro de los beneficiados del reparto de fondos. La empresa recibió ayer 850 millones de pesos que deberán aplicarse a gastos corrientes, es decir, pago de la nómina salarial de los casi 15.000 empleados que tiene.

Otro de los organismos que tiene dinero fresco para terminar el año es el Hospital Baldomero Sommer. El centro de salud, ubicado en General Rodríguez y que fue un referente para la lucha contra la lepra, obtuvo una partida de $ 6,91 millones.

La Colonia Montes de Oca, un neuropsiquiátrico ubicado en la localidad bonaerense de Luján, fue otro de los beneficiados de los movimientos presupuestarios que se publicaron ayer. Para comprar alimentos para los internos, el Gobierno autorizó un aumento de gastos por $ 1,7 millones. El Servicio Penitenciario Federal sumó 2,5 millones de pesos, mientras que la Biblioteca Nacional, 12 millones. Finalmente, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas tuvo una partida de 28 millones de pesos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.