Anne Krueger, a favor de la Argentina en el juicio de los holdouts

Para la ex número 2 del FMI, el fallo de Griesa afecta a todo el mercado de deuda
Martín Kanenguiser
(0)
5 de enero de 2013  

El Gobierno recibió ayer el curioso apoyo de la ex dama de hierro del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anne Krueger, que pidió a la Cámara de Apelaciones de Nueva York que revea el fallo en favor de los holdouts , al afirmar que, de quedar firme, reducirá el crecimiento económico de los países emergentes y dañará al mercado global de deuda.

Krueger, una de las funcionarias más duras del FMI que tuvo que enfrentar la Argentina durante la crisis de 2001-2002, se presentó ante la Cámara con un escrito como "Amiga de la Corte", en contra de los "fondos buitre" y de 13 minoristas argentinos que demandaron y le ganaron al país.

Al respecto, la economista pidió rever el fallo de la Cámara de Apelaciones de octubre pasado, que condenó al país a pagarles a estos holdouts , cuyos términos habían sido fijados con dureza por el juez de primera instancia Thomas Griesa.

"El fallo reducirá las perspectivas de crecimiento en los países en desarrollo, incrementará los costos para los acreedores y deudores, dañará el mercado de deuda soberana y afectará la capacidad del mercado internacional de capitales de fortalecer el crecimiento de estos países", afirmó. De inmediato, advirtió que la sentencia favorable a los holdouts en los términos dictados por Griesa, sobre la base de una interpretación polémica sobre el pari passu, afectará a "las naciones deudoras, a los acreedores, Estados Unidos y a la economía internacional como un todo".

En su momento, Krueger bregó desde su cargo de número dos del FMI y de representante de la administración Bush en ese organismo para que la Argentina fuera un caso testigo que debía ser considerado por un tribunal internacional de quiebra de las deudas soberanas. Sin embargo, su idea fue rechazada por el gobierno norteamericano, lo cual fue festejado por el gobierno de Néstor Kirchner, que pudo avanzar en una oferta más agresiva con los acreedores que pretendían salir del default iniciado en 2001.

Krueger, que aclaró que presentaba argumentos netamente económicos, consideró que el pago del 100% a los holdouts ordenado por Griesa "incrementará el atractivo de permanecer como holdout " y, por lo tanto, complicará la resolución de los casos complicados de deuda.

El Ministerio de Economía, focalizado en los festejos por el regreso de la Fragata Libertad, también recibió el apoyo de la firma Puente. En un escrito del abogado Marcelo Etchebarne y de un estudio de EE.UU., la entidad presidida por Federico Tomasevich indicó que el fallo adverso tendría "consecuencias sociales graves sobre la Argentina y sienta un precedente que generaría la imposibilidad de futuras reestructuraciones de deuda". Tomasevich dijo a LA NACION que "afectaría activos argentinos, generando un empobrecimiento de ahorristas y jubilados".

También se presentó el abogado de la Coalición Cívica Alfonso Prat-Gay, patrocinado por el abogado Eugenio Bruno, del Estudio Garrido.

Prat-Gay dijo que, "contrariamente al relato oficial que habla de quitas récord a los bonistas, nuestro país fue demasiado generoso con ellos; mal podría serlo todavía más con aquellos que no aceptaron el canje como sugiere el fallo de Griesa".

Además, se presentaron en favor del país la Asociación de Bancos de EE.UU., Euroclear y los agentes de pago Clearing House y DTC.

Por su parte, los "fondos buitre" NML y Aurelius sumaron dos "amigos": el estudio Duane Morris y el profesor emérito de Derecho de la Universidad de Chicago Kenneth Dam , que pidieron respetar los derechos de los demandantes, ratificando las sentencias precedentes.

El 25 de este mes, NML hará su presentación y el 27 de febrero la Cámara escuchará a todas las partes en una audiencia para ver si ratifica o no su fallo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.