ARA San Juan: los familiares esperan con desencanto el informe de la comisión parlamentaria

Familiares aguardan la presentación del informe final
Familiares aguardan la presentación del informe final Crédito: Fernando Massobrio
Mariano De Vedia
(0)
18 de julio de 2019  • 11:24

La campaña electoral metió la mano y todo parece indicar que sobrevuela en el informe final de la comisión bicameral que investigó las causas de la tragedia del submarino ARA San Juan, que por el incendio en el compartimento de baterías llevó a la muerte a sus 44 tripulantes.

El informe que se presentará hoy deslinda las responsabilidades políticas en el ministro de Defensa, Oscar Aguad, por su comportamiento durante el período de búsqueda y los cortocircuitos que tuvo con los familiares, y en cinco altos oficiales navales que conducían la Armada en el momento del siniestro.

Los cinco jefes navales a los que la comisión imputa responsabilidades son el almirante Marcelo Srur (entonces jefe de la fuerza), el vicealmirante Miguel Ángel Máscolo (subjefe), el contralmirante Luis López Mazzeo (jefe de Adiestramiento y Alistamiento), el capitán de navío Claudio Villamide (responsable de la Fuerza de Submarinos) y el capitán de fragata Hugo Miguel Correa (jefe de operaciones de la Fuerza de Submarinos).

Pero el dictamen no avanzaría en observaciones políticas sobre las decisiones y eventuales errores u omisiones de las gestiones anteriores, como las que tuvieron a su cargo la reparación de media vida del buque siniestrado, finalizada en 2014.

Por lo que trascendió hasta ahora, los familiares de las víctimas tienen muy pocas expectativas sobre el informe de la comisión bicameral que se conocerá hoy. Muchos de ellos, incluso, decidieron no viajar a Buenos Aires (la gran mayoría vive en el interior) para no legitimar una investigación política que no los convence.

"Por tratarse, justamente, de una comisión parlamentaria, esperábamos que se hicieran observaciones de fondo sobre las decisiones políticas que se tomaron, como por ejemplo los errores que se habrían cometido en la reparación de media vida", advirtió a LA NACION Lorena Arias, hija de un marino muerto en el pesquero El Repunte -hundido hace dos años frente a las costas de Rawson- y abogada de varios familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan.

La reparación de media vida del ARA San Juan se extendió entre 2008 y 2014, durante las gestiones de los kirchneristas Nilda Garré, Arturo Puricelli y Agustín Rossi en el Ministerio de Defensa. La propia Garré integra la comisión bicameral que investigó la tragedia, pese a que varios familiares reclamaron su alejamiento por las eventuales responsabilidades políticas que podrían corresponderle.

Según pudo saber LA NACION, en el informe final se confirman las sospechas de que en la tragedia pudo haber fallado el sistema de sensores de hidrógeno, entre otras graves deficiencias. Como expusieron algunos expertos convocados por la comisión, en dicha reparación de media vida se cambiaron los sensores de hidrógeno y se colocaron unos de carácter industrial no aptos para uso naval. "Cuando se mojan, dejan de funcionar. Es inexplicable que se haya aprobado semejante modificación", alertó uno de los peritos que aportó su expertise.

A Aguad, incluso, se le cuestionaría el maltrato que dispensó a familiares que le plantearon reclamos durante el período de búsqueda del submarino, pero no la responsabilidad suya o de su gobierno por el deterioro de las unidades e instrumentos navales. Algunos familiares transmitieron por adelantado su desencanto, al tener información de que el dictamen no menciona a su antecesor, el radical Julio Martínez, quien al igual que Garré no fue citado por la comisión para prestar declaración.

Cambio del mapa político

La comisión bicameral surgió en diciembre de 2017 -un mes después de la desaparición del submarino- con un equilibrio en su composición que respetaba la distribución de fuerzas parlamentarias: sus 12 escaños se repartían entre diputados y senadores de Cambiemos, el Frente para la Victoria (FPV) y el Frente Renovador. El escenario se modificó sustancialmente después de acordarse el frente electoral entre el kirchnerismo y el massismo, por lo que la oposición alcanzó una cómoda mayoría. Aquella virtual división en tercios se transformó en una goleada de 8 a 4.

Como informó LA NACION, el dictamen que se presentará hoy en el Salón de los Pasos Perdidos, fue aprobado el martes por los ocho legisladores opositores (los senadores José Ojeda, Alfredo Luenzo, Anabel Fernández Sagasti y Magdalena Odarda, y los diputados Guillermo Carmona, Nilda Garré, Alejandro Grandinetti, y Pedro Rubén Miranda), con la disidencia de los cuatro oficialistas (los senadores Esteban Bullrich e Inés Brizuela y los diputados Luis Petri y Guillermo Montenegro).

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.