Ataque a tiros contra un local kirchnerista

Apareció baleada una sede partidaria del Movimiento Evita, en Olivos
Javier Fuego Simondet
(0)
26 de febrero de 2015  

El ingreso vidriado del local que el Movimiento Evita tiene en la calle Félix de Amador 1555, en Olivos, apareció baleado en las primeras horas de ayer, y el kirchnerismo no dudó en considerar que el ataque tiene una intencionalidad política. El búnker de la agrupación oficialista está ubicado a pocos metros de la quinta presidencial.

Según pudo reconstruir LA NACION a partir de testimonios de vecinos y algunos militantes, el ataque se produjo pasada la una de la madrugada de ayer. Los agresores habrían bajado de una moto, efectuaron los disparos y se fueron sin ingresar en el local, que tiene once impactos de bala. Uno de los balazos impactó contra una pared del fondo del local, debajo de una imagen de Eva Perón.

El hecho fue denunciado en la seccional primera de Vicente López. Un vecino del edificio contiguo al local avisó a la policía.

El Movimiento Evita organizó ayer un acto frente al local atacado, en el que los oradores vincularon la agresión con un intento por amedrentar y hacer mermar la convocatoria del acto que el domingo el kirchnerismo prepara para apoyar a Cristina Kirchner, en el mensaje que ofrecerá ante la Asamblea Legislativa, en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso nacional.

Uno de los que se acercaron al local partidario para repudiar el hecho y hablaron en el acto fue el ex canciller Jorge Taiana. Aseguró que "el objetivo es el amedrentamiento, la desmoralización y minar la participación del pueblo". Y completó: "No vamos a entrar en provocaciones. Vamos a responder, como lo hacemos los peronistas y los militantes del Frente para la Victoria, yendo a la plaza masivamente el domingo".

Sin identificar culpables, el precandidato presidencial y referente del kirchnerismo porteño subrayó que la agresión "tiene un doble sentido: es un ataque al Movimiento Evita y también es una provocación porque este local está a 200 metros de la quinta de Olivos".

Con permanentes alusiones a la marcha del domingo, Joaquín Noya, concejal de Vicente López por el FPV, calificó el hecho de "ataque al proceso de Cristina y a la democracia".

Si bien en la convocatoria que el Movimiento Evita hizo llegar a los medios se señaló que el edil vincularía el hecho con "el hostigamiento permanente que los militantes kirchneristas sufren en la zona norte del Gran Buenos Aires", Noya no habló en esos términos. Es más, subrayó en el acto las cartas de apoyo que le habían hecho llegar de parte del intendente de Vicente López, Jorge Macri, y del bloque de Pro en el Concejo Deliberante local.

Durante el acto, por la tarde, la calle Félix de Amador permaneció media hora cortada por un centenar de militantes kirchneristas con banderas de la JP Evita, el Movimiento Evita y Nuevo Encuentro. Entonaron el Himno Nacional y cantaron consignas de apoyo a la Presidenta. Entre los presentes, estaban el secretario general del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, y la legisladora porteña María Rachid.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.