Barrionuevo pidió "meter picana" a los que robaron

(0)
24 de agosto de 2001  

Cuando su amigo Carlos Menem ya estaba en el poder, el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo recitó una frase que nadie olvidará jamás: que para que el país saliera adelante "había que dejar de robar dos años".

Su historia de declaraciones asombrosas y polémicas no terminó allí. En noviembre de 1990 admitió que había hecho mucho dinero, pero aclaró: "No lo hice trabajando, porque es muy difícil hacer plata" de esa forma.

Ahora, el supuesto enriquecimiento de dirigentes sigue desvelándolo, pero agregó una perlita que no se condice con su condición de candidato a senador nacional del PJ por Catamarca. Sin más, pidió ayer "meterle la picana" a los que "se robaron el país para que digan dónde está la plata que es de millones de argentinos que se mueren de hambre".

"Sería lindo un día darles algunos bifes a (Roque) Fernández, a (Domingo) Cavallo, a (José Luis) Machinea, a (Pedro) Pou, para que digan ellos por qué manejan los informes, quiénes son los que tienen la plata" fuera del país. Y dio su versión de por qué aquéllos no los dan. "Seguramente ellos también la tienen", sentenció.

La justificación de Barrionuevo fue que "a veces por robar una gallina te meten una picana para que digas dónde la robaste o aquel chico que se llevó un peso en Córdoba y estuvo varios años preso; a éstos que se robaron el país habría que meterles la picana para que canten todo, adónde está la plata de millones de argentinos que se mueren de hambre".

Con aire justiciero reclamó que la diputada del ARI Elisa Carrió, titular de la comisión de lavado de dinero, tomase la investigación "con toda la seriedad del mundo" y que no invente cuentas que pueden llegar a no existir. ¿En qué quedamos?

"Recontraalcahuete"

Si de credibilidad se trata, Barrionuevo no ha sido un bendecido. Apenas asumió el ex presidente Menem, en 1989, y el sindicalista fue designado como titular de la Anssal (Administración Nacional del Seguro de Salud), dijo otro frase célebre: "Soy un recontraalcahuete de Menem".

Pero el ex mandatario dejó el poder y con él, el encanto que despertaba en Barrionuevo. En el congreso sindical gastronómico de mayo último aseguró que su ex jefe "está cosechando lo que sembró". Y siguió con su campaña contra la corrupción: "En el gobierno anterior hubo un montón de funcionarios que se enriquecieron. Quien lo haya hecho, en buena hora que lo pague con una justicia transparente".

Esa misma Justicia fue la que lo terminó absolviendo cuando, al frente de la Anssal, fue acusado de enriquecimiento ilícito.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.