Bonadio dictó ayer el décimo procesamiento de Cristina

Es por la entrega irregular de subsidios durante su gobierno a los concesionarios ferroviarios y a las empresas de colectivos
Es por la entrega irregular de subsidios durante su gobierno a los concesionarios ferroviarios y a las empresas de colectivos Fuente: Archivo - Crédito: AFP
(0)
20 de marzo de 2019  

El juez Claudio Bonadio procesó ayer con prisión preventiva a Cristina Kirchner en dos causas por presuntas irregularidades en los subsidios a empresas ferroviarias y de transporte público automotor, desprendidas de la causa de los cuadernos .

También procesó a exfuncionarios del gobierno kirchnerista como el exministro de Planificación Julio De Vido , los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y a los empresarios Aldo Roggio, Sergio Taselli y Gabriel Romero, entre otros.

En la causa referida a los subsidios otorgados a empresas de colectivos, los involucrados participaron, según Bonadio, "en una maniobra ilegal a través de la cual se entregaron sistemáticamente, a empresas de transporte público automotor de pasajeros, subsidios superiores a los que correspondían".

Esta maniobra, que habría provocado un perjuicio de $609.326.186 al Estado nacional se sostuvo, según el juez, entre los años 2003 y 2012. "La maniobra ilegal pudo sostenerse hasta que se instalaron GPS en los colectivos, en el año 2014", se detalló.

En la otra causa, referida a las empresas concesionarias de los ferrocarriles, "las personas a cargo de las empresas concesionarias de los ferrocarriles pagaban a los nombrados Jaime y Schiavi entre un 5% y un 30% de los subsidios entregados por el Estado nacional".

Estos dos expedientes surgieron de la investigación de la causa conocida como los cuadernos de las coimas, en la que a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno se reveló un entramado de pagos ilegales de parte de empresarios a exfuncionarios del gobierno anterior. Según Bonadio, a partir de los elementos de prueba recolectados en el expediente de los cuadernos se advirtieron otros sistemas de recaudación ilegal en distintas áreas, y para profundizar la investigación en cada una de esas áreas se crearon nuevos expedientes.

En lo referido a estas dos causas, Bonadio consideró que Cristina presidió las asociaciones ilícitas, que ocurrieron durante sus dos mandatos como presidenta y el de su esposo.

Se trata del quinto pedido de prisión preventiva que dicta Bonadio contra la expresidenta, quien por tener fueros parlamentarios por su cargo como senadora no fue detenida. Mientras tanto, ella se encuentra en Cuba, de visita a su hija Florencia, que está bajo tratamiento médico en ese país.

Su estrategia de defensa, tanto en estos expedientes como en el de los cuadernos, fue desconocer los hechos.

Según estableció Bonadio en uno de los fallos dictados ayer, a los que accedió LA NACION, "el alegado desconocimiento de lo concerniente a los subsidios aparece como una mera afirmación defensista de los imputados, concerniente al aspecto subjetivo de sus conductas -desconocimiento-, que choca frontalmente con los elementos objetivos de prueba reseñados, que las contradicen".

Se establece el criterio siguiente: "Si los presidentes del órgano de gobierno pudieran desvincularse de los delitos cometidos mediante la sociedad con el solo hecho de alegar desconocimiento, se concluiría invariablemente en la impunidad de todos los responsables, tal como se pretende en este caso". "En ese escenario imaginario -continuó Bonadio-, las sociedades se convertirían en los vehículos perfectos para que los autores de los delitos nunca pudieran ser hallados responsables, cosa que no sucederá en este caso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.