El juez Bonadio ratificó al fiscal Stornelli al frente de la causa de los cuadernos

La defensa de Baratta había recusado al magistrado hace una semana
La defensa de Baratta había recusado al magistrado hace una semana
Candela Ini
(0)
29 de marzo de 2019  • 12:59

En medio de la turbulencia judicial que atraviesa el fiscal Carlos Stornelli , quien fue declarado en rebeldía el jueves pasado por ausentarse a declarar en Dolores, el juez Claudio Bonadio lo ratificó al frente de la causa de los cuadernos, al rechazar un planteo recusatorio que había formulado Roberto Baratta , que pedía su apartamiento.

La defensa del exfuncionario kirchnerista Baratta, representada por Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, recusó a Stornelli el 18 de marzo y en los últimos días amplió ese planteo. Allí ambos defensores cuestionaron el proceder del fiscal en la investigación, y se remitieron, principalmente, a los hechos que le imputó el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla a Stornelli.

Bonadio respaldó la actuación de Stornelli y rechazó el primer planteo recusatorio porque consideró que no se advierte la existencia de alguna de las causales de apartamiento previstas en el artículo 55 del Código Penal. Según sostuvo el magistrado, el planteo formulado "carece de motivo válido y razonado con la seriedad que requiere un acto de tal naturaleza, y parece con el propósito de entorpecer la marcha del proceso -cuestión que no es posible de tolerar ni permitir-, se impone su rechazo de plano".

De manera tajante, el juez calificó al pedido como "carente de basamento fáctico" y sostuvo: "El Dr. Rúa en su escrito hace un trabajo de copiar/pegar extractos de partes de hechos que resultan materia de análisis en otro expediente, y sin guardar lógica alguna sostiene que debe ser apartado el representante del Ministerio Público Fiscal".

En el pedido recusatorio, después de haber mencionado y transcripto del expediente de Dolores las imputaciones que tiene Stornelli en su contra, los defensores habían sostenido: "Se ha considerado así la existencia de 'motivo bastante' para sostener que el fiscal Stornelli ha cometido delitos, en los términos del artículo 294 del C.P.P.N. y de la propia reseña precedente se advierte que su actuación en el marco del presente proceso se ha apartado de su cometido legal y funda la necesidad de su apartamiento". Para el juez Bonadio los hechos alegados por la defensa de Baratta son "manifiestamente inciertos".

Según supo LA NACION, la defensa de Baratta va a apelar esta decisión de Bonadio, y entonces la Sala I de la Cámara Federal -conformada por Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi- deberá resolver si hace lugar al planteo recusatorio contra Stornelli o no. El año pasado esta sala rechazó todos los pedidos de apartamiento contra Bonadio y consideró que la causa de los cuadernos era conexa con la causa por las irregularidades en la compra de gas natural licuado.

Mientras en la causa de los cuadernos de las coimas Baratta es uno de los más comprometidos -por las revelaciones de su exchofer Oscar Centeno y las declaraciones de decenas de arrepentidos-, en la causa de Dolores, el juez Ramos Padilla lo aceptó como parte querellante contra Stornelli.

Esa causa, donde se investiga una estructura de espionaje paraestatal, sigue su curso, a pesar de que todavía no fueron resueltos los planteos de competencia que hicieron el fiscal de Dolores Juan Pablo Curi y la defensa del mismo Stornelli. Los planteos del fiscal no serán resueltos mientras siga en rebeldía, ya que Ramos Padilla suspendió el diálogo procesal.

En tanto continúa con la instrucción, Ramos Padilla aceptó como querellantes -además de a Baratta- a los abogados Maximiliano Rusconi y José Manuel Ubeira, al extitular de la AFIP Ricardo Echegaray, al despachante de aduanas Gabriel Traficante, al agropecuario denunciante Pedro Etchebest y al dirigente kirchnerista Roberto Porcaro. Varios de ellos tienen frentes judiciales abiertos en Comodoro Py pero se consideraron víctimas de los hechos investigados en Dolores.

Stornelli fue declarado en rebeldía por decisión de Ramos Padilla tras haberse ausentado a declarar en tres oportunidades. El fiscal optó por desconocer la legitimidad de Ramos Padilla como juez de la causa y ser declarado rebelde, en lugar de presentarse a prestar declaración indagatoria y ser procesado.

Ramos Padilla no puede procesarlo sin que haya sido indagado. Tampoco puede pedir su detención u ordenar a la fuerza pública para llevarlo a declarar, ya que el fiscal posee fueros. Por eso, el juez de Dolores le pidió al jefe de los fiscales, Eduardo Casal, que garantizara la comparecencia de Stornelli. Casal le envió un oficio a Stornelli para pedirle explicaciones sobre su ausencia, con un plazo máximo de diez días.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.