Carrió enfrenta una rebelión de varios diputados de ARI

Se alejó Raimundi; otros legisladores piden "autonomía" de la Coalición Cívica
Se alejó Raimundi; otros legisladores piden "autonomía" de la Coalición Cívica
Jaime Rosemberg
(0)
3 de noviembre de 2007  

Cuatro días después de obtener el segundo puesto en las elecciones presidenciales, comenzaron los crujidos en la Coalición Cívica, de Elisa Carrió.

Desde el Congreso, el diputado Carlos Raimundi oficializó ayer su negativa a integrar el interbloque que Carrió planeó junto con el líder del socialismo, Rubén Giustiniani. A la oficialización de su alejamiento -su relación con Carrió era nula desde hace meses-, se sumó el planteo de ocho diputados electos de ARI, que manifestaron la necesidad de mantener la "autonomía" con respecto a la coalición y criticaron "el rumbo que ha tomado el espacio".

En buen criollo, las críticas apuntan a la decisión de la fundadora de ARI de sumar dirigentes a la coalición que denominan "de centroderecha", como Patricia Bullrich, Alfonso Prat-Gay y María Eugenia Estenssoro, todos con un papel fundamental en las elecciones que pasaron.

"Son personas respetables, con objetivos y estrategias claras, con los que vamos a coincidir en defender la República. Pero no me siento representado ni contenido en el campo simbólico que ARI ocupa dentro de la coalición", se lamentó Raimundi en diálogo con LA NACION. "Me gustaba más el ARI de la lucha social, pero el perfil ha cambiado", agregó el diputado.

Cerca de Carrió afirmaron que Raimundi quedó dolorido luego de que la jefa de la coalición prefiriera a Margarita Stolbizer como candidata a gobernadora bonaerense. Raimundi, que fue candidato a ese cargo en 2003, expresó en su momento que esa decisión significaba "entregarle el distrito a la UCR bonaerense".

La ex diputada dio por cerrado todo diálogo cuando Raimundi concurrió a una mesa de debate junto al candidato a diputado por Proyecto Sur, Claudio Lozano.

Otro frente de tormenta está abierto en el bloque de diputados, en el que ocho legisladores electos (entre los que sobresalen Eduardo Macaluse y María América González) tienen pensado plantear que ARI participe del interbloque de la coalición pero "desde afuera. "Queremos que ARI tenga autonomía, como la tiene el socialismo, y nos preocupa el rumbo que ha tomado la coalición", sostuvo Macaluse, actual jefe de la bancada de ARI en Diputados.

Tanto Raimundi como Macaluse brillaron por su ausencia en la mayor parte de la reciente campaña. "El 95 por ciento de los diputados se va a coaligar en torno de los contratos moral, republicano y de distribución del ingreso. El otro 5 por ciento no me interesa", dijo Carrió horas después de obtener más de cuatro millones de votos y el segundo lugar en la contienda.

La decisión de la diputada fue colocar gente de su confianza en lugares clave, como la presidencia del bloque de la coalición en Diputados, reservada para Adrián Pérez, y al propio Giustiniani, en el bloque de cinco senadores que la Coalición Cívica tendrá a partir del 10 del mes próximo. Y avanzar en la incorporación de más dirigentes a la coalición, algunos de los cuales erizan la piel de los aristas puros.

Más allá de los cuestionamientos de los diputados díscolos, Carrió sigue fiel a su promesa "abrir la coalición a todos aquellos que adhieran" a sus principios. A la cordobesa Norma Morandini y el peronista ex grupo Talcahuano Ricardo Gómez, que adherirían en las próximas horas, se suman las presencias de ex dirigentes de Recrear en la coalición, y las charlas de Carrió con distintos dirigentes de la UCR, como Ricardo Gil Lavedra, Víctor Fayad y Mario Negri, auspiciadas por Enrique Olivera.

Con el socialismo, que tendrá nueve diputados y un senador en la nueva composición del Congreso, el acuerdo aparece fortalecido. El sábado 17, y gracias a la buena performance electoral, el Comité Ejecutivo del PS aprobaría el apoyo a la continuidad del partido en la coalición como adherente.

De todos modos, también hay reparos en algunos dirigentes. "Nadie discute el liderazgo de Carrió, pero somos un partido que toma decisiones orgánicas. Eso sí: seremos garantes del espacio de centroizquierda en la coalición", afirmó a LA NACION Roy Cortina, diputado electo por el socialismo porteño.

"Sé que me voy cuando muchos se están sumando, pero quiero ser fiel a mis convicciones", afirmó Raimundi, disconforme con el nuevo rumbo de la coalición.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.