Caso Ciccone: Boudou fue trasladado a la cárcel de Ezeiza

Columna de Claudio Jacquelin

21:31
Video
Hernán Cappiello
(0)
18 de febrero de 2019  • 13:20

El exvicepresidente Amado Boudou volvió a prisión y esta noche fue trasladado nuevamente a la cárcel de Ezeiza. Se entregó en los tribunales luego de que la Cámara Nacional de Casación penal le volvió a dictar prisión preventiva tras la condena que recibió el año pasado por quedarse con el 75% de las acciones de la imprenta Ciccone, que imprime papel moneda.

Los jueces que decidieron que Boudou volviera a prisión son Gustavo Hornos, Juan Carlos Gemignani y Mariano Borinsky, de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal. Los magistrados enviaron un oficio al tribunal que lo condenó para que volviera a detener a Boudou. Los jueces primero lo intimaron a que se presentara en los tribunales y a las 15.10 Boudou se entregó. Llegó a Comodoro Py 2002 en un Ford Kinetic bordó con su esposa y subió al sexto piso, donde está el tribunal. Allí fue notificado de la sentencia y de inmediato fue trasladado a los calabozos del subsuelo del edificio para ser transportado luego en un camión de detenidos al penal de Ezeiza, en el que ya había estado detenido.

Boudou fue condenado a la pena de cinco años y diez meses de prisión a fines del año pasado. El tribunal que lo sentenció, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi y Guillermo Costabel, le dictó la prisión. La jueza María Gabriela López Iñíguez votó en disidencia.

Semanas después, cambió la integración del tribunal. Bertuzzi fue trasladado a la Cámara Federal y entró en su lugar la jueza Adriana Pagliotti. Boudou pidió de nuevo la excarcelación y entonces sí estas dos juezas, con un criterio diferente del de sus colegas, se la otorgaron, a fines del año pasado.

La libertad de Boudou despertó indignación en el Gobierno, que criticó a las juezas. La medida fue apelada por el Gobierno a través de la Oficina Anticorrupción y por la Unidad de Información Financiera para que la Casación revisara la excarcelación.

El juez Hornos entendió que hay peligros procesales por el cargo que ocupó Boudou y la ascendencia que tuvo sobre la administración pública. Dijo además que nada cambió desde que fue encarcelado en cuanto a su situación y criticó a las juezas que le otorgaron la libertad.

Resaltó también la forma "prepotente y amenazante" con que actuó su socio José María Núñez Carmona por indicación suya cuando era vicepresidente para amenazar a directivos de Boldt, que se querían quedar con la imprenta. El juez enumeró otras razones: la búsqueda de impunidad y el accionar siempre oculto con que Boudou planeó la maniobra para no quedar implicado en ella; la posible existencia de recursos técnicos y económicos, y contactos en el país y en el exterior. Por eso es que debe volver a la cárcel para a aplicar la pena, lograr la recuperación del dinero y la reparación del daño causado por el delito, argumentó Hornos.

El juez Juan Carlos Gemignani dijo que aunque la condena no esté firme Boudou debe volver a la cárcel no para cumplirla, sino para asegurar su cumplimiento, porque una sentencia ya da una pauta objetiva sobre su responsabilidad.

Borinsky dijo que está vigente el riesgo de fuga y enumeró no solo la condena, sino también la gravedad de los hechos de corrupción imputados, la complejidad y la naturaleza de la maniobra desplegada, así como la capacidad operativa de la empresa criminal. Dijo además que está siendo investigado en diversas causas que se encuentran aún en trámite y se tomaron en consideración la capacidad económica y sus vínculos personales, profesionales y comerciales.

Para Borinsky, el fallo que le otorgó a Boudou la excarcelación es arbitrario y por ello corresponde, dijo, descalificarlo como acto judicial válido.

Los jueces deben resolver ahora si vuelven a encarcelar a Núñez Carmona y a Nicolás Ciccone. Para escuchar sus argumentos los citó para el miércoles próximo, pero a juzgar por este fallo lo más probable es que vuelvan a prisión. Ciccone, debido a su edad, regresaría a cumplir prisión domiciliaria.

Además de la libertad, la Casación debe decidir sobre el fondo del problema, es decir, si se debe o no confirmar la condena contra el exvicepresidente. Para hacerlo debe citar a una nueva audiencia. Los jueces que decidirán ambas cosas son Hornos, Borinsky y el nuevo integrante de la Casación, el juez Javier Carbajo.

Otras causas

Más allá de este proceso, y con Boudou en prisión, el exvicepresidente debe enfrentar otro juicio en menos de un mes. Desde el 12 de marzo se lo juzgará por dos causas. Por un lado, la relacionada con la compra de un vehículo con documentación irregular, y por una licitación con pago de sobreprecios en la compra de un vehículo de alta gama cuando era ministro de Economía.

Por el caso del auto con papeles truchos Boudou ya fue juzgado y sobreseído, pero estos mismos jueces de Casación revocaron ese fallo y ordenaron que se lo vuelva a juzgar. El otro hecho que se juzgará es la compra supuestamente direccionada en favor de la concesionaria Guido Guidi de 19 autos para el Ministerio de Economía en 2009.

¿Qué es el caso Ciccone y por qué Amado Boudou está implicado?

00:56
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.