Caso Ledo: una detención podría complicar judicialmente a Milani

Se trata del militar retirado Sanguinetti, que en 1976 ordenó al actual jefe del Ejército que firme el acta de deserción del soldado; se presentó ante el juez y quedó detenido
José Ignacio Sbrocco
(0)
9 de agosto de 2013  

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Tras cinco años de demoras, la justicia federal tucumana detuvo a Esteban Sanguinetti, el coronel retirado que habría llevado al ex soldado riojano Alberto Ledo a hacer un recorrido y nunca más se lo vio con vida, en un caso que podría complicar al jefe del Ejército, general César Milani .

Ledo era un estudiante riojano de Historia que fue trasladado a Tucumán y era mano derecha de Milani. Desde junio de 1976, Ledo integra la lista de desaparecidos.

En 2008, el entonces fiscal federal Emilio Ferrer, ahora jubilado, había solicitado la citación a indagatoria de Sanguinetti, pero el juez federal Daniel Bejas nunca había hecho lugar al pedido. Tras el fin de la feria judicial de julio y con el "caso Milani" en ebullición, el fiscal Carlos Brito insistió con el pedido de indagatoria. La Fiscalía manejaba información de que Sanguinetti no estaba en el país. Tras esas insistencias, Bejas hizo lugar a la citación.

Sin embargo, Sanguinetti se presentó anteayer espontáneamente ante el juez Bejas. En la audiencia, el ex militar dijo que su rol en el Ejército era la reparación de caminos y escuelas. El jefe del Ejército, César Milani, había alegado que se dedicaba al área de ingeniería dentro de la fuerza. Luego de terminar su exposición, Sanguinetti se negó a contestar preguntas y el juez ordenó su detención.

La defensora oficial Carolina Cuenya solicitó la excarcelación, cosa que fue rechazada por el magistrado. Pero Sanguinetti cumplirá prisión domiciliaria debido a algunos problemas de salud, según fuentes judiciales informaron a LA NACION.

A partir de ahora, Bejas, que decretó el secreto de sumario, tiene diez días para resolver la situación procesal de Sanguinetti.

Lo que Sanguinetti pueda aportar en el expediente es crucial para el futuro de Milani, que enfrenta dos causas por su supuesta participación en delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

Ledo, de 20 años, fue uno de los 129 conscriptos que desaparecieron durante la dictadura. En casi todos los casos, el Ejército hizo figurar esas desapariciones como soldados que habían desertado. Milani firmó el acta de la deserción de Ledo, motivo por el cual el CELS impugnó su ascenso. La presidenta Cristina Kirchner postergó para noviembre el tratamiento del pliego de Milani a raíz de la difusión de su participación en la última dictadura.

Algunos compañeros del soldado riojano Ledo afirmaron haberlo visto por última vez en la noche del 17 de junio de 1976, cuando, junto al entonces capitán Esteban Sanguinetti, jefe de la Compañía de Ingenieros de Construcciones, salió a hacer una recorrida en la ciudad tucumana de Monteros y nunca más regresó.

El ahora detenido Sanguinetti ordenó el 28 de junio de 1976 a Milani que labrara las actuaciones por la deserción de Ledo. Sanguinetti agrega que el soldado falta sin causa justificada desde el 18 de junio.

Sin embargo, hay unas contradicciones en el acta de deserción de Ledo que podrían jugar en contra del actual jefe del Ejército. Milani firmó el acta de deserción el 29 de junio a las 10, en teoría ocho horas y media antes de que Sanguinetti le elevara las actuaciones de deserción, cosa que ocurrió el día 29, a las 18.30.

El 4 de julio de 1976, su madre, Marcela, viajó a Tucumán para buscar noticias de su hijo y allí el Ejército le comunicó la deserción, que en realidad era una desaparición. Ella es la titular de las Madres de Plaza de Mayo de La Rioja. Milani, en su defensa, dijo que firmó el acta de deserción de Ledo "por azar".

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación giró a los tribunales federales el informe del CELS donde constarían las irregularidades en el acta de deserción de Ledo, para adjuntar a la causa.

En el expediente Ledo, Milani por el momento sólo está mencionado por su cercanía con el soldado desaparecido. Estas pruebas podrían complicar la situación del jefe del Ejército.

Además, en esta provincia también hay un expediente que sí denuncia expresamente a Milani. Es una causa abierta por los senadores nacionales José Cano y Gerardo Morales (UCR) sobre la actuación de Milani en el Operativo Independencia. El fiscal ad hoc Pablo Camuña, integrante de Justicia Legítima, dictaminó el archivo del expediente, cosa que Bejas hizo lugar en mayo último.

Pero la hermana de Ledo, Graciela, viajó desde La Rioja a Tucumán para declarar en este expediente. Hay que esperar a ver si Camuña decide reabrir la investigación.

La denuncia que roza al jefe del Ejército

  • El caso

    El entonces subteniente César Milani, hoy jefe del Ejército, firmó en 1976 el acta de deserción del soldado Alberto Ledo, en Tucumán, pese a que sus familiares denuncian que fue desaparecido
  • Responsabilidad

    El jefe inmediato de Ledo era el oficial Esteban Sanguinetti, hasta ahora el único imputado por la desaparición del conscripto
  • Declaración

    El general Milani se presentó voluntariamente a declarar en Tucumán el 19 de julio, como lo había hecho antes en La Rioja. El Gobierno postergó el tratamiento de su ascenso
  • Medida

    El juez Bejas dispuso la detención domiciliaria de Sanguinetti por razones de salud (tiene 71 años), No prosperó el pedido de eximición de prisión
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.