La CGT advierte una crisis y convoca a sus gremios para definir medidas de protesta

Los tres referentes de la CGT: Caló, Moyano y Barrionuevo
Los tres referentes de la CGT: Caló, Moyano y Barrionuevo Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
En un documento común, Moyano, Caló y Barrionuevo cuestionaron al Gobierno por la suba "indiscriminada" de tarifas, la caída del empleo y la "brutal" devaluación; el 5 de agosto precisarían la fecha de un posible paro o de una movilización
Nicolás Balinotti
(0)
20 de julio de 2016  • 11:49

En la recta final de su proceso de reunificación, las tres vertientes de la CGT acordaron un documento común con fuertes cuestionamientos al Gobierno. El giro de los sindicatos cegetistas marca un endurecimiento en su vínculo con la gestión de Mauricio Macri tras el acuerdo implícito que hubo a partir del veto presidencial a la denominada ley antidespidos y del ajuste económico.

El documento sindical, que lleva las firmas de Hugo Moyano , Antonio Caló y Luis Barrionuevo , advierte sobre la "brutal devaluación", la suba "indiscriminada" de las tarifas y la caída del empleo. Y afirma, además, que el país se encuentra atravesado por una "crisis social a partir del aumento de precios de la canasta familiar".

El mensaje de la CGT se oficializará mañana tras una cumbre en la Federación de Camioneros en la que participarán los tres sectores que se fusionarían el 22 de agosto. Ese día, Moyano cerrará su ciclo de 12 años al frente de la central con base en Azopardo, que cuenta con 85 gremios adheridos. Se sumarán la CGT oficial, que encabeza Caló y que cuenta con 101 gremios, y la Azul y Blanca, que dirige Barrionuevo y tributa apenas 19 organizaciones.

"El Secretariado tratará la gravedad de la actual situación social, que ha perjudicado mayoritariamente a los trabajadores activos, pasivos e informales, con el aumento indiscriminado de las tarifas, perjudicando principalmente al empleo, provocando desocupación, deterioro en el habitual cobro de salarios, atraso en los pagos correspondientes a nuestras obras sociales y el aumento sistemático de la conflictividad judicial laboral", enumera el documento cegetista.

Y agrega: "El incumplimiento de las promesas de campaña, como era la derogación del impuesto al trabajo, mal llamado de Ganancias, afecta cada vez más a los trabajadores y a sus familias".

Moyano, Caló y Barrionuevo convocarán a un plenario de secretarios generales para el 5 de agosto. Será mucho más que un paso burocrático previo a la unidad, que se prevé para el 22 de ese mes. En el plenario podría tomar fuerza la idea de convocar a un paro nacional o a una movilización a la Plaza de Mayo. Incluso, así lo deja entrever, el documento que se divulgará mañana: " La importante perdida del valor adquisitivo que sufren los salarios, luego de la brutal devaluación, acompañado por la crisis social a partir del aumento indiscriminado de precios de la canasta familiar, hace que este plenario [el del 5 de agosto] tenga la obligación de tratar estos temas y adopte resoluciones para evitar que la crisis siga derrumbando puestos de trabajo, salarios y derechos adquiridos".

Durante el plenario, los referentes debatirán cómo se conformará la central unificada, que no estará liderada por Moyano, Caló ni Barrionuevo. Hasta ahora, sin acuerdo interno para consensuar un liderazgo común, la CGT se encamina hacia una conducción colegiada. Se conformaría con tres o cuatro referentes en su cúpula, uno por cada sector. En caso de conformar un triunvirato, con un dirigente por cada bastión en la cima, ya hay nombres anotados: Juan Carlos Schmid (por el moyanismo), Héctor Daer (por la central de Caló) y Carlos Acuña (por el barrionuevismo). Si se le concede una silla al espacio de Omar Viviani, ese lugar sería para el ferroviario Sergio Sassia. A estos candidatos podría sumarse el bancario Sergio Palazzo. En el Gobierno siguen de cerca este ajedrez y temen que Sergio Massa se adueñe de la foto final, ya que dos [Daer y Acuña] de los tres miembros del eventual triunvirato son legisladores del Frente Renovador.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.