Los piqueteros oficialistas marcharon contra la política del Fondo Monetario

Los manifestantes ya cortan la 9 de Julio y el Metrobus, para dirigirse al Congreso
Los manifestantes ya cortan la 9 de Julio y el Metrobus, para dirigirse al Congreso Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Paula Rossi
(0)
13 de febrero de 2020  • 00:00

"La deuda es con el pueblo", decía la bandera que encabezó la movilización en la que ayer confluyeron las organizaciones sociales de mayor envergadura, la primera desde que gobierna Alberto Fernández. Ese era el lema de la convocatoria, avalada por el Gobierno, que buscaba repudiar la misión del Fondo Monetario Internacional ( FMI) que arribó ayer a la Argentina.

Los manifestantes pidieron que el ajuste no caiga sobre los sectores más desprotegidos, protagonistas del reclamo de ayer. Algunos dirigentes, además, refirieron que querían apoyar las negociaciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien en ese momento exponía en la Cámara de Diputados.

La marcha, que comenzó en avenida 9 de Julio e Independencia y terminó en las afueras el Congreso con un acto, fue propuesta por la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP). Este nuevo gremio está conformado por el grupo piquetero con representación en el Gobierno, conocido como "los Cayetanos": la Central de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Al conjunto se suma el Frente Popular Darío Santillán.

"Hubo cerca de 60.000 personas", resaltaron los organizadores. Los carteles pedían "que se devuelva lo que es del pueblo" o "que la deuda la pague Macri". Las canciones de reggaetón salían de los redoblantes y musicalizaban el avance de las columnas, que paralizaron el centro porteño por la tarde.

Frente al Congreso se montó un escenario para el acto. Antes de subir, el secretario general de la UTEP, Esteban Gringo Castro, dijo a LA NACION que no creía probable que pudieran reunirse con la misión del FMI. "Los repudiamos, pero hay una negociación y debe ser razonable a los intereses de los sectores populares", aclaró.

En esa misma línea se manifestó el actual subsecretario de Promoción de la Economía Social y referente de Barrios de Pie-Somos, Daniel Menéndez. "Es una movilización para acompañar la posición del Gobierno", dijo a LA NACION. El dirigente sostuvo que acompañaron con "movilización popular el proceso de discusión con el FMI" y sugirió que "debe haber una quita" en la deuda externa.

Activo en la marcha, el exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina remarcó la intención de los movilizados. "Es importante apoyar y fortalecer al Gobierno en la negociación", dijo. El exfuncionario manifestó que "la deuda es impagable" y agregó: "Las organizaciones tenemos que apoyar a un gobierno que muestra fortaleza, firmeza y responsabilidad. La decisión de las organizaciones es apoyar al Presidente".

Durante el acto, el representante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Nicolás Caropresi, guió los discursos de los dirigentes de Barrios de Pie, la CCC, La Dignidad, las dos CTA y la UTEP. "Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode", cantaron.

Otros reclamos

Los discursos no solo repudiaron al FMI y apoyaron al Gobierno. También subrayaron el pedido de atención a los desprotegidos, la "fuga de capitales financiada con deuda" y el reconocimiento como "trabajadores" a aquellos que no lo hacen de manera formal, entre otros. No faltaron críticas al expresidente Mauricio Macri.

Las organizaciones comenzaron a reunirse desde el mediodía
Las organizaciones comenzaron a reunirse desde el mediodía Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Uno de los más aplaudidos fue el diputado nacional y coordinador de la CCC Juan Carlos Alderete. "Estamos repudiando la misión del FMI, cómplices que nos han saqueado", dijo, y agregó que Guzmán estaba "mostrando la realidad del país" que "dejó Macri'. Además, agregó: "Hemos dado batalla esos cuatro años, cuando nos descalificaban, nos trataban de choripaneros".

El último en hablar fue Castro, quien se refirió a "avances" en el gobierno kirchnerista. "Los perdimos con un gobierno neoliberal como el del ingeniero Macri", dijo, para agregar entre risas: "Si lo quieren silbar, no tengo problema".

Sobre la deuda, sostuvo: "Hay una negociación en marcha que hay que respetar, pero no vamos pagar con el hambre del pueblo". Y cerró: "Que Dios bendiga nuestra lucha y la Virgen nos cuide para seguir luchando". Antes de que comience el acto, dos hombres subieron con cuidado una imagen de la Virgen de Luján, que miró a la multitud. Por debajo de ella, minúsculo, había un San Cayetano.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.