Cómo funciona la Cámara de Casación: jueces, conjueces, subrogantes y mecanismos de remoción

Tras el desplazo del juez Cabral por impulso del Gobierno, LA NACION despeja dudas sobre el funcionamiento de la máxima instancia judicial previa a la Corte Suprema
(0)
2 de julio de 2015  • 20:14

¿Qué es la Cámara de Casación?

La Cámara Federal de Casación Penal es el máximo tribunal penal que existe por debajo de la Corte Suprema. Se ocupa de unificar criterios jurídicos para evaluar resoluciones definitivas. Las causas penales deben pasar por Casación antes de llegar a la Corte Suprema.

¿Sobre qué decide?

Casación revisa las sentencias dictadas por los tribunales de los juicios orales y en los incidentes. Ante el tribunal de Casación se pueden presentar recursos esencialmente por errores de derecho. La Cámara decide sobre casos en los que se advierte una arbitrariedad manifiesta. Por ejemplo, en resoluciones en las que se invoca falta de fundamentación, o una fundamentación contradictoria, o la inconstitucionalidad de una norma.

¿Cómo funciona?

El recurso de casación prevé la realización de una audiencia oral donde se plantean las razones de las partes y luego se resuelve.

¿Cuántos jueces la conforman?

Está integrada por 12 jueces divididos en cuatro salas. Hoy nueve de ellos son titulares. Había cuatro vacantes en el tribunal, que hasta ahora eran cubiertas por los propios jueces que tenían su cargo en su sala y subrogaban en otra sala. La excepción era el juez Luis María Cabral, quien provenía de un tribunal oral criminal, que fue desplazado como juez suplente.

¿Cuál es la diferencia entre un juez subrogante y un titular?

Los jueces subrogantes reemplazan a los titulares cuando no pueden ejercer su rol por distintos motivos. También ocupan los cargos vacantes. En los últimos tiempos, a raíz de la falta de celeridad en la designación de los jueces, los jueces subrogantes permanecen en el cargo como si fueran titulares.

¿Quién decide sobre la remoción de jueces titulares y subrogantes de Casación?

A partir de la última reforma constitucional, es el Consejo de la Magistratura quien decide sobre la remoción de un juez, a través de un procedimiento que consiste en una especie de juicio político que se hace en el Consejo. Si hay una denuncia, se le encarga a algún un vocal que la analice. Si el vocal encuentra elementos suficientes, plantea un dictamen que se vota en pleno del Consejo de la Magistratura, que decide si hay elementos para acusar o no. Si hay elementos suficientes, se envia el asunto al Jurado de enjuiciamietno donde un magistrado se defiende, un consejero acusador y el tribunal decide. Uno acusa, el otro se defiende, y se produce la sentencia

¿Cómo funcionaba, antes de la reforma, el sistema de remoción de jueces?

El único modo de remoción posible, antes de la reforma, era el juicio político que se celebra en el Congreso de la Nación, donde una Cámara actúa como juzgadora y la otra como acusadora.

¿Qué es un conjuez?

Los conjueces son abogados de la matrícula. Cuando los jueces no pueden dictar sentencia porque están afectados por el tema sobre el cual tienen que resolver (por ejemplo, en cuestiones que relativas a lo salarial), entonces se reemplazan por los conjueces. Se crea un tribunal específico de conjueces, a raíz de que se los jueces se excusaron por cuestiones de interés personal. La lista de conjueces de cada tribunal debe tener acuerdo del Senado.

Informe de los especialistas Ricardo Gil Lavedra y Lisardo Moure Araujo

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.