Con los gobernadores, se relanza el PJ en un teatro

El martes será el traspaso de mando a Gioja; buscan dar un mensaje a futuro y sin La Cámpora
El martes será el traspaso de mando a Gioja; buscan dar un mensaje a futuro y sin La Cámpora
Jesica Bossi
(0)
29 de abril de 2016  

Daniel Scioli y José Luis Gioja
Daniel Scioli y José Luis Gioja

La función está casi lista. En su rápida reconversión después de doce años de hegemonía kirchnerista, el PJ arma una puesta en escena sin resabios de la etapa anterior para relanzar la nueva conducción, con los gobernadores como actores protagónicos. La cita es el martes, en el teatro Avenida, en pleno centro porteño.

Sin liderazgo desde la derrota electoral y en pleno despegue de Cristina Kirchner, el grueso del peronismo territorial se reúne en el partido, que oficia como contención de caciques, intendentes y sindicalistas. Ese grupo, aun con sus diferencias, tendrá su primera demostración de fuerza callejera hoy, en una movilización contra el Gobierno en reclamo de la pérdida de empleo y la situación económica.

Después de una larga negociación interna y despejada la amenaza de intervención judicial, el sello logró la renovación de autoridades, cuyos mandatos vencían en mayo. Así, la lista de consenso encabezada por José Luis Gioja y Daniel Scioli fue proclamada oficialmente y tendrá su coronación como acto simbólico ante la flamante estructura.

Según confiaron los organizadores, la intención es destacar la presencia del staff de mandatarios. Hay históricos, como Gildo Insfrán (Formosa) y el repatriado Carlos Verna (La Pampa); otros que fueron reelegidos, como Lucía Corpacci (Catamarca) y Juan Manuel Urtubey (Salta), y el grupo, que es mayoría, de los debutantes: Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco), Juan Manzur (Tucumán) y Sergio Casas (La Rioja). El único que, por decisión propia, no ocupa formalmente una butaca es Gustavo Bordet (Entre Ríos).

El Consejo Nacional del PJ, máximo órgano del partido, tiene 75 miembros. Las vicepresidencias están ocupadas por Antonio Caló, jefe de la CGT oficial; la gobernadora Corpacci y el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, que fue designado en el lugar que se le suele otorgar a la juventud, antes en manos de La Cámpora. La agrupación juvenil desistió de participar de la renovación de autoridades y quedó expuesta formalmente la grieta con el resto del peronismo más tradicional.

Los intendentes del conurbano también lograron casilleros y se espera su presencia para la presentación en sociedad. Además de una vice, ocupan otras cuatro sillas como titulares. Sin contar la del presidente del partido provincial, Fernando Espinoza .

"La idea es empezar a dar un mensaje hacia adelante, volver a seducir", explicó un dirigente partidario. Sabe que es una misión cuesta arriba: con rostros desgastados y con nombres nuevos pero aún desconocidos, las figuras mejor instaladas dentro del planeta peronista están fuera del dispositivo partidario: Cristina Kirchner y Sergio Massa. La otra opción, que algunos consideran competitiva, es Florencio Randazzo, que se mantiene fuera de las pistas públicas por ahora. Y Urtubey, que viene y va en su estrategia nacional.

El único orador previsto para el martes es Gioja, en su rol de bastonero experimentado en la transición hacia la próxima elección presidencial. El sanjuanino viene con un discurso duro hacia la Casa Rosada, con eje en la gestión de la política económica. Ése es el denominador común que está encontrando el peronismo para hilvanar una unidad que asoma aún demasiado frágil.

Para contraponer a las caras veteranas, habrá una estética moderna, a cargo de Gestar, el instituto que en su momento lanzó Gioja, bajo el paraguas de Néstor Kirchner. Pantallas LED y el eslogan "Un peronismo unido, un futuro en que creer" serán parte de la escenografía que diseñan por estas horas.

Ayer, como habían anticipado, la mesa chica partidaria emitió su primer documento para apoyar la marcha de hoy y definió como "ambiguo" e "incierto" el paquete de medidas tomadas por el Presidente. "Han afectado el poder adquisitivo del salario y del ingreso de las familias", sostiene el texto, que hace énfasis en los despidos producidos en el sector público y privado.

El peronismo machaca en el concepto de "crisis de empleo", algo que el Gobierno niega y, por el contrario, argumenta que se generaron puestos de trabajo en febrero. En la otra vereda, el oficialismo tilda de "cepo laboral" el proyecto de ley que prohíbe los despidos aprobado en el Senado y que será discutido en la Cámara de Diputados. Si se sanciona, tiene un destino anunciado: el veto presidencial.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.