Continúan las tomas de tierras bonaerenses: unas 2000 familias intrusaron terrenos en Guernica

Desde el mes pasado, miles de familias, promovidas por la organización social OLP- Resistir y Luchar, comenzaron a ocupar un descampado en la localidad de Guernica
Desde el mes pasado, miles de familias, promovidas por la organización social OLP- Resistir y Luchar, comenzaron a ocupar un descampado en la localidad de Guernica
Inés Beato Vassolo
(0)
23 de agosto de 2020  • 23:30

Las tomas de tierras en la provincia de Buenos Aires continúan su ritmo y se consolidan como solución habitacional para aquellas personas que carecen de vivienda propia. Un nuevo foco se estableció en un descampado de la localidad de Guernica, partido de Presidente Perón, adonde desde hace un mes llegan familias a diario. Empezaron siendo 50. Hoy son más de 2000, según estiman fuentes del municipio.

Los ocupantes, motivados por la organización social OLP-Resistir y Luchar, comenzaron la toma de terrenos el 20 de julio, tras advertir que había un descampado de más de 70 hectáreas, limitado por dos arroyos, frente a la intersección de las calles Brasil y Luis A. Testa.

"Los vecinos están haciendo uso de la posibilidad de tener acceso a una vivienda. Es un camino para poder tener una vida que merezca ser vivida", afirmó Alejandro Ignaszewski, referente de la organización social, en conversación con el portal Resumen Latinoamericano.

La mayoría de los ocupantes son "parejas de chicos jóvenes, argentinos, bolivianos, paraguayos, peruanos, excluidos del sistema, que no tienen dónde vivir y han visto la oportunidad de ganar un pedazo de tierra para empezar una vida", agregó otro representante de OLP.

La toma de tierras ha generado conflictos tanto con los propietarios -que intentaron, con armas, forzar el desalojo- como con los vecinos del barrio Numancia, el asentamiento que linda con el descampado.

"Esto es un descontrol. El barrio pasó de ser tranquilo a sufrir delitos. Hay robos e inseguridad. Los ocupantes están armados, preparados para cuando los vengan a sacar", dijo, a LA NACION una mujer que desde hace ocho años vive con su familia sobre la calle Luis Testa.

Es indignante romperte el lomo trabajando, para tener tus cosas, y que venga gente a ocupar un terreno que no le pertenece
Vecina del barrio Numancia

La vecina de Numancia explicó que los intentos de usurpación son moneda corriente en la zona desde hace años, pero que gracias a las denuncias de los vecinos y los propietarios, en general, no prosperan.

Los residentes de Guernica no solo denuncian un aumento de la inseguridad, sino que comienzan a sufrir inconvenientes con los servicios. "Como se cuelgan de la luz, nos viene una baja tensión terrible", sostuvo una vecina, que prefirió preservar su identidad. "Es indignante romperte el lomo trabajando para tener tus cosas y que venga gente a ocupar un terreno que no le pertenece", agregó.

Según detalló la mujer -y confirmaron a LA NACION fuentes municipales-, los ocupantes arriban desde distintas localidades cercanas, como Lomas de Zamora y Florencio Varela. "Lo que no entiendo es cómo pudieron ingresar al municipio en este contexto de pandemia. Rompieron la cuarentena y nadie los controló", cuestionó la vecina.

Bajo una orden judicial, el municipio de Presidente Perón procederá a desalojar a las familias en los próximos días
Bajo una orden judicial, el municipio de Presidente Perón procederá a desalojar a las familias en los próximos días

Ante la inquietud por la circulación de esta gran cantidad de personas, un vocero de la intendenta Blanca Cantero (Frente de Todos), afirmó: "Seguramente han estado ingresando de noche, ya que durante el día tenemos control de los accesos". Y agregó: "A la gente la traen en camiones y colectivos".

El municipio tiene la orden judicial de desalojar a los ocupantes en el transcurso de esta semana, a partir de hoy. "La notificación ya fue hecha. Saben que el día 24 de agosto se tienen que ir", afirmó el vocero.

De momento, hasta que se proceda al desalojo del predio, la policía recibió indicaciones de impedir el ingreso de materiales de construcción. En la zona no se ven casillas, sino carpas o estructuras de madera cubiertas con nylon y lonas.

"Las familias estamos destrozadas. Queremos que nos dejen entrar chapa, para poder hacer un techo. Solo podemos pasar comida", afirmó uno de los ocupantes al canal TN. Dijo que duerme debajo de una lona roja, con un casco de motociclista que lo protege del frío.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.