Corrupción, desorden e indignidad: los parlamentarios expulsados y suspendidos desde 1853

Ángel Luque, Eduardo César Angeloz y Luis Patti integran la larga lista de legisladores que, por distintos motivos y con finales variados, fueron sancionados por sus pares
Ángel Luque, Eduardo César Angeloz y Luis Patti integran la larga lista de legisladores que, por distintos motivos y con finales variados, fueron sancionados por sus pares
(0)
25 de septiembre de 2020  • 05:38

El último caso todavía parece fresco en la memoria: Julio De Vido, acusado de "indignidad" por Cambiemos, fue desaforado el 25 de octubre de 2017, ante una Cámara de Diputados dividida por la decisión del kirchnerismo de no acompañar la sesión. Pero el primer caso se dio hace 167 años, cuando Pedro Ferré fue borrado de la lista de integrantes del Congreso General Constituyente.

Entre uno y otro extremo hay un abismo, no solo temporal: el otrora poderoso ministro de Planificación Federal fue desaforado por las acusaciones que pesaban en su contra en dos expedientes judiciales, mientras que el catamarqueño Ferré, elegido para integrar la Convención Constituyente de 1853, se había negado a continuar en funciones cuando la Convención se constituyó como cuerpo estable, como Congreso General. Por eso fue borrado de la lista por sus pares.

Desde el retorno de la democracia, varios casos captaron la atención de la agenda pública. Uno de los más recordados ocurrió en 1991, cuando al entonces diputado Ángel Luque (PJ) se lo removió de la Cámara baja por sus polémicas declaraciones respecto del crimen de María Soledad Morales, en Catamarca. Luque había dicho que si su hijo Guillermo hubiera asesinado a la joven, el cadáver no habría aparecido.

Guillermo y Ángel Luque
Guillermo y Ángel Luque Fuente: Archivo

Más recientemente, Norma Godoy fue expulsada en 2002, también de la Cámara baja, por haber amenazado a dos periodistas en un programa televisivo de investigación. "Ustedes se merecen que les den dos itakazos", se despachó la desbocada diputada peronista. Sus pares del PJ, al igual que con Luque, le bajaron el pulgar.

El tercer caso fue una suspensión y tuvo un final completamente distinto. Tras pasar 28 meses fuera del Senado, el exgobernador cordobés Eduardo César Angeloz fue recibido con honores en la Cámara alta, luego de la absolución que le otorgó la Justicia cordobesa en una causa por enriquecimiento ilícito.

Julio De Vido fue desaforado en 2017
Julio De Vido fue desaforado en 2017 Fuente: Archivo

Durante 2000, tras el escándalo que se desató por el arrepentido Mario Pontaquarto, que reconoció ante la Justicia haber cobrado dinero para aprobar la ley de flexibilización laboral, el vicepresidente Carlos Chacho Álvarez pidió un "desafuero colectivo", para que todos los involucrados se sometieran a la investigación. Sin embargo, no fue aceptada la petición y Álvarez renunció a su cargo, generando el primer gran golpe al gobierno de Fernando de la Rúa. El juez Carlos Liporaci pidió la medida para los ocho senadores bajo sospecha, pero fue rechazada.

Al correntino Raúl Romero Feris directamente se le impidió la jura en 2002, acusado en varias causas, entre otras, administración fraudulenta, irregularidades al frente del Ejecutivo provincial y de la comuna de Corrientes.

Algo similar ocurrió con Luis Patti en 2005, cuando se le impidió la jura por las causas en las que se lo investigaba por crímenes de lesa humanidad. Antes de que pudiera jurar, Diputados aprobó el desafuero el 24 de abril por 196 votos a favor, 9 en contra y 11 abstenciones.

La recopilación de Menem

Enumerados por el sitio especializado Parlamentario, quien recopiló las sanciones y expulsiones a lo largo de la historia del Poder Legislativo fue el exsenador Eduardo Menem, en su libro "Derecho Procesal Parlamentario" (La Ley-2012).

Tras el antecedente de Ferré, Menem cita los casos de Eusebio Ocampo y Buenaventura Sarmiento, que en 1867 fueron expulsados acusados de haber cooperado con una rebelión contra el Gobierno. Los siguieron Juan Andrés Gelly y Obes y Francisco de Elizalde, expulsados en 1874 por faltar durante dos meses a las sesiones como modo de exponer que desconocían la legitimidad de la Cámara.

Por acusaciones de corrupción fueron expulsados en 1925 los diputados Luis Olmedo Cortés y José Núñez, mientras que José Guillermo Bertotto corrió la misma suerte en 1940.

Distinto fue el caso del diputado Roberto Sanmartino, que luego de tres suspensiones fue expulsado definitivamente en 1948, por agraviar al entonces presidente Juan Domingo Perón. Similar destino tuvo en 1949 Atilio E. Cattáneo. Ese mismo año, Agustín Rodríguez Araya fue expulsado por apuntar contra la mayoría de la Cámara.

Tras renunciar a su banca en rechazo a la separación entre Iglesia y Estado, en 1955 fue expulsado el diputado Roberto A. Carena.

Suspendidos

Además de Sanmartino, Menem recupera otros casos de suspensiones. Por ejemplo al diputado Horacio Cambareri, sancionado sin goce de sueldo ni dieta por tres sesiones por motivo de "desorden de conducta", por apoyar el alzamiento militar de 1988 utilizando medios de la Cámara.

Eduardo Varela Cid fue suspendido por 45 días en 1997, "acusado por un particular de haberle solicitado una suma de dinero para garantizarle el resultado de una votación en el recinto", según recopila la Cámara de Diputados en un apartado dedicado a las sanciones parlamentarias.

En 2005, el Senado suspendió a Raúl Ernesto Ochoa sin goce de dieta ni beneficio alguno por desorden de conducta por haber votado dos veces en las elecciones de 2001.

Esta nota contiene información publicada por el sitio Parlamentario. Nota original

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.