Crean la Secretaría del Pensamiento Nacional y nombran a Forster al frente

El filósofo, integrante de Carta Abierta, tendrá entre sus objetivos "diseñar, coordinar e instrumentar una usina de pensamiento nacional"; hubo quejas de la oposición y respaldos desde el oficialismo
Santiago Dapelo
(0)
5 de junio de 2014  

El Gobierno convocó ayer a Ricardo Forster, uno de los emblemas de la agrupación de intelectuales kirchneristas Carta Abierta. En una de las primeras decisiones de la ministra de Cultura, Teresa Parodi, el filósofo oficialista fue designado en un cargo nuevo y casi armado a su medida: será secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional.

Así, uno de los máximo referentes del relato kirchnerista desde el conflicto con el campo en 2008 abandona la academia para volcarse de lleno en la gestión.

La designación de Forster generó evaluaciones tan disímiles como extremas. Del lado del oficialismo aplaudieron la decisión y la tomaron como un reconocimiento al grupo de pensadores alineados a la administración de Cristina Kirchner. Desde la oposición la calificaron como un acto de "fascismo viejo" y un "premio sin sentido" a Forster.

Tras enterarse de la designación por los medios, el intelectual de Carta Abierta manifestó que será un "funcionario con convicciones políticas", pero aseguró no será "un comisariato político" (ver aparte).

Entre las cuestiones que más llamaron la atención, no sólo está el ampuloso nombre que le pusieron al cargo, secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, sino también los ejes de trabajo que tendrá que dirigir Forster.

En el artículo dos del anexo del decreto 833/2014, que creó el cargo y que lleva las firmas de la Presidenta, Jorge Capitanich y Parodi, se dispone que el secretario deberá "asesorar y elevar las propuestas" a la ministra "en cuestiones de pensamiento nacional y latinoamericano". Además, deberá "interactuar de forma federal con las diferentes usinas de pensamiento existentes en el país, con el objetivo de promoverlas y darles un marco de mayor institucionalidad".

Dentro de sus funciones, Forster tendrá la obligación de "convocar a todo el arco político e intelectuales docentes", entre otros, para que "formen parte de las grandes líneas a investigar" y generar instancias de "diálogo y debate" sobre temas contemporáneos.

La dependencia que tendrá a cargo el ahora funcionario kirchnerista tiene como propósito procesar toda la información que genere en documentos audiovisuales y digitales, que tendrán como base "el pensamiento nacional constituyendo en conjunto un archivo de época".

Críticas y apoyos

Dentro de Carta Abierta se tomó como un guiño de la Presidenta, un acto de buena fe; después de varias medidas incómodas para aquellos que levantan y sostienen el ideario progresista dentro del kirchnerismo -la designación de César Milani al frente del Ejército, las complicaciones judiciales de Amado Boudou, la devaluación y la negociación con el Club de París, entre otras-, el nombramiento de Forster fue leído como un gesto necesario y positivo.

"Es un hecho acertado. Forster puede hacer un aporte importante y es también un reconocimiento para Carta Abierta", dijo Eduardo Jozami, director del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti y miembro también de Carta Abierta.

Desde la oposición fueron varias las voces que se alzaron para rechazar la designación del filósofo.

"A un año y medio de irse podrían nombrar a alguien para gestionar, no para pensar. El agujero negro del kirchnerismo es la gestión, no el pensamiento", dijo el presidente de la UCR, Ernesto Sanz.

"Es patético y deplorable designar a un secretario estratégico de Pensamiento Nacional como si el que no es kirchnerista no fuera nacional; eso es fascismo viejo. Es un divague reaccionario y primitivo", sostuvo Federico Pinedo, jefe de la bancada de Pro en la Cámara de Diputados.

Para el diputado por el Frente Renovador Adrián Pérez no hay dudas: "Es un premio para Carta Abierta".

En el Gobierno algunos especulaban con que la elección de Forster fue una retribución para el colectivo intelectual por "defender las banderas ideológicas" y por "marcarle la cancha" a Daniel Scioli. Es que en su última carta, la número 16, que se tituló "Encrucijadas del futuro", el grupo de pensadores rechazó la candidatura del gobernador bonaerense, realizó una férrea defensa de la administración de Cristina Kirchner y cuestionó a Sergio Massa y la propuesta del Frente Amplio-UNEN.

"Carta Abierta no elige candidatos, aunque no renuncia a apoyar en su oportunidad a quien se identifique más con el programa popular, pero tiene la obligación de decir que el postulante hoy mejor instalado en las encuestas está lejos de cumplir esa condición", dijeron en el documento, lo que provocó la reacción de Scioli.

Cuáles serán sus funciones

Los puntos más destacados del trabajo de Forster

  • Proyectos

Asesorar y elevar las propuestas para ser consideradas por Parodi en cuestiones de pensamiento nacional y latinoamericano

  • Pensamiento federal

Forster tendrá que interactuar de forma federal con las diferentes usinas de pensamiento existentes en el país para promoverlas

  • Con la oposición

El integrante de Carta Abierta deberá convocar a todo el arco político, intelectuales docentes y representantes de los institutos históricos para que formen parte de las grandes líneas por investigar

  • Acercamiento

Deberá generar instancias de diálogo y debate sobre temas contemporáneos, promoviendo el desarrollo de nuevas corrientes de pensamiento

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.