Cristina contó una anécdota de baño de mujeres y evitó referirse al 18A