Cristina Kirchner llegó a Marruecos, escala previa a su viaje a China para atraer inversiones

La presidenta Cristina Kirchner prueba dátiles y leche de vaca con gotas de azahar, apenas llegada a Marruecos
La presidenta Cristina Kirchner prueba dátiles y leche de vaca con gotas de azahar, apenas llegada a Marruecos Crédito: Twitter @CFKArgentina
La jefa de Estado arribaráel lunes al país asiático, donde se reunirá con su par, Xi Jinping, y empresarios; contó por Twitter que pronto dejaría la silla de ruedas, en la que se desplaza desde que se fracturó el tobillo izquierdo a fines del año pasado
(0)
31 de enero de 2015  • 18:51

Con una bandeja repleta de dátiles y dos cazuelas con leche de vaca y unas gotas de azahar, dos "altísimos marroquíes" recibieron hoy a la presidenta Cristina Kirchner en Marruecos, como ella misma contó a través de su Twitter.

La jefa de Estado llegó al país africano a las 10.30 (hora local) como escala de su viaje a China, adonde arribará el lunes por la noche o el martes a la madrugada, según la prolongación de su estadía en Marruecos.

La intención del viaje a la República Popular China es atraer inversiones al país: la Presidenta tendrá rondas comerciales con empresarios e intentará ratificar los convenios bilaterales con el gobierno de Xi Jinping. Dos de esos acuerdos no tuvieron aún aprobación en la Cámara de Diputados: la construcción y operación de una base de observación espacial china en Neuquén, y el convenio de cooperación económica y de inversiones.

Poco antes de partir, ayer la jefa del Estado anunció por cadena nacional en la Casa Rosada que China aprobó el desembolso del primer tramo del crédito para la construcción en Santa Cruz de la represa hidroeléctrica Néstor Kirchner y Jorge Cépernic por US$ 287 millones.

Cristina relató su llegada a Marruecos a través de la red social. Destacó la "hospitalidad y la cordialidad" de sus anfitriones y escribió: "Rampas. Rampas por todos lados. Todavía debo desplazarme con la silla. Empecé la rehabilitación y estoy caminando tramos cortos con la bota". La Presidenta está en silla de ruedas desde que se fracturó el tobillo izquierdo, a fines del año pasado.

Según adelantó ella misma hoy por Twitter, el martes podría ya dejar la silla y caminar con una bota. "Me ayudan uno de cada lado. El médico me dice que el martes tendría que dejarla. Igual me recomienda que si los trayectos son muy largos me desplace con la silla. Veremos...", escribió.

"De cualquier manera, con silla o sin silla, con bota o sin bota, China nos espera. Y la agenda es más que importante", expresó en otro micromensaje la jefa de Estado.

La actividad oficial comenzará el martes, con audiencias que la Presidenta mantendrá con empresarios chinos. El miércoles encabezará la delegación argentina que participará del Foro Empresarial Argentino-Chino, que preside Carlos Spadone, y luego tendrá la reunión bilateral con el presidente de China, Xi Jinping.

Para el jueves, está prevista la visita de la Presidenta a la Asamblea Popular, equivalente al parlamento argentino, y al Poder Judicial chino, con lo que completará la visita a los tres poderes. El regreso está previsto el mismo jueves, con lo cual llegaría a Buenos Aires el sábado próximo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.