Cristina Kirchner: "¿Mañana no me meterán una denuncia por apoyar a los candidatos del Frente para la Victoria?"

La Presidenta encabezó un acto partidario en La Matanza, pese a la prohibición que impone la veda; "No tengo miedo; he tenido y voy a seguir teniendo mucho coraje", desafió
(0)
3 de agosto de 2013  • 16:26

"Pensaba, «¿Será conveniente que vaya esta mañana? ¿no me meterán una denuncia por ir a apoyar a los candidatos del Frente para la Victoria?». La verdad es que dudé. Pero no tengo miedo. He tenido y voy a seguir teniendo mucho coraje. Dije: «Vamos igual»". Con esa reflexión a viva voz, en La Matanza, la presidenta Cristina Kirchner desafió hoy a la veda electoral que le prohíbe participar en actos partidarios, cuando resta una semana de las elecciones primarias.

Las palabras de la Presidenta fueron el eco de la investigación impulsada por el fiscal federal Jorge Di Lello en contra de la jefa de Estado para determinar si violó la veda electoral. La Presidenta está acusada de haber inaugurado una obra pública y haber encabezado actos de gobierno destinados a "promover la captación del sufragio" a menos de 15 días de las elecciones , algo expresamente prohibido por la ley.

Esta mañana, Di Lello justificó la investigación al afirmar que la "denuncia" le pareció "correctísima" y, aunque señaló que para estos casos la norma contempla una inhabilitación política de uno a diez años, afirmó que "sería hipócrita decir que esto va a suceder".

"La verdad es que dudé. Pero no tengo miedo. He tenido y voy a seguir teniendo mucho coraje. Dije: «Vamos igual»", expresó la Presidenta sobre la veda electoral

La causa se inició por una denuncia presentada anteayer por los precandidatos a diputados nacionales Ricardo Gil Lavedra, Humberto Tumini y Sergio Abrevaya, y a senadores, Alfonso Prat-Gay y Victoria Donda, todos de la agrupación de centroizquierda UNEN. Ellos le pidieron a la jueza electoral María Servini de Cubría que se le ordenara a la Presidenta "cesar" con este tipo de actos y que se le aplicara la pena prevista por el artículo 133 bis del Código Electoral.

El kirchnerismo a pleno, presente

La primera plana del kirchnerismo dio el presente este mediodía en el distrito bonaerense más poblado del conurbano, clave en los comicios. Con su presencia, la mandatario impulsó la lista oficialista en la provincia, encabezada por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y la titular del bloque kirchnerista en la Cámara baja, Juliana Di Tullio. También estuvieron el vicepresidente, Amado Boudou; el gobernador Daniel Scioli; el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, entre otros.

El anfitrión fue el primer orador. Agradeció a la Presidenta, elogió a Insaurralde y recordó al histórico líder matancero Alberto Balestrini, ex vicegobernador, quien sufrió un accidente cerebrovascular hace más de tres años y sigue en recuperación. El primer precandidato a diputado del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires, Insaurralde, fue el segundo orador. Resaltó el modelo "nacional y popular" y habló de la gestión kirchnerista.

La mandataria habló después y fue la oradora central del acto, que se desarrolló en el predio de deportes de la Universidad Nacional de La Matanza.

"Voy a aguantar, le pese a quien le pese", afirmó Cristina

Aplaudida por cientos de militantes, Cristina Kirchner recordó las campañas presidenciales de 2007 y de 2011. "Me acuerdo que en el 2007 un señor que dirige un monopolio no quería que sea candidata. En aquel año saltaron [con el] escándalo increíble con la causa que tienen nombre de yogur, Skanska", dijo.

"Nadie sabe en qué quedó, el único funcionario que procesaron quedó libre. El juez, ¿saben quién fue? Guillermo Montenegro. ¿Saben dónde está ahora? Como ministro de Justicia y Seguridad porteño. Después nos dicen que queremos politizar la justicia. Las cosas hay que decirlas para que no queden dudas. Mancharon gente con supuestas causas que quedaron en nada", lanzó.

"En la segunda campaña presidencial, quisieron ensuciar a una de las mujeres más transparentes. Perdió a sus hijos y tenía derecho a cobrar 500.000 dólares y se negó. A Hebe de Bonafini la querían ensuciar. Todo quedó en nada", agregó. Inmediatamente preguntó si estos casos no son argumento suficiente para "democratizar la Justicia en serio en la Argentina".

La Presidenta pareció responder así al escándalo de supuesta corrupción que estalló a principios de año por probable lavado de dinero del empresario kirchnerista Lázaro Báez. LA NACION dio a conocer hoy que Cristina Kirchner y el dueño de Austral Construcciones comparten la propiedad de un terreno de 7.000 metros cuadrados en las afueras de El Calafate.

Al finalizar, la Presidenta hizo una defensa cerrada de su gestión. Dijo que "no fue fácil" tomar ciertas decisiones porque "los palos vienen de todos lados". "No somos mágicos, no somos genios", admitió, pero recordó a su marido, el fallecido ex presidente Néstor Kirchner, y planteó: "Él tenía espalda grande, las mías son un poco más chicas, pero creo que van a aguantar, le pese a quien le pese".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.