Cristina volvió a reunirse con Peralta y apuntó sus dardos contra Scioli

"Es lindo sonreír siempre y decir a todo que sí", dijo la Presidenta, al exigirle al gobernador bonaerense que resuelva el conflicto de Gestamp; envió un mensaje de unidad al PJ de Santa Cruz
Mariela Arias
(0)
1 de junio de 2014  

RÍO GALLEGOS.- Distendida y conciliadora ante un público pleno de caras conocidas, Cristina Kirchner endureció el gesto sólo al exigirle al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que asuma y resuelva el conflicto en la planta de Gestamp, en Escoba r. Lo hizo durante el acto que encabezó ayer en esta ciudad, donde volvió a felicitar al ministro de Economía, Axel Kicillof, evitó hablar del vicepresidente Amado Boudou y reunió en un mismo escenario al fraccionado oficialismo local.

Sin mencionarlo, la Presidenta dedicó varios de los 43 minutos que duró su discurso a cuestionar el rol de Scioli en el conflicto de la autopartista y pidió que las autoridades bonaerenses resuelvan el conflicto. "Quienes tienen que responder el problema pongan la cara y resuelvan de buenas maneras", ordenó, al tiempo que pidió "a los trabajadores, a mis compañeros trabajadores, que cuiden las fuentes de trabajo".

"No puedo obviar una situación que se está viviendo en la provincia de Buenos Aires, con un sector importante como el automotriz. Gestamp está tomada por nueve trabajadores. Nueve. Tienen paralizados a miles de trabajadores", afirmó Cristina Kirchner.

"Yo quería apelar -prosiguió- a la buena voluntad de todos, a la responsabilidad institucional de quienes la tienen y hacerse cargo, porque yo sé que es lindo sonreír siempre y decirle a todo que sí. Cuando vos decís a todo que sí, llega un momento en que después tenés que decirle a todo que no, porque te quedás sin nada para hacerles frente a las obligaciones que el Estado tiene".

La Presidenta, que omitió toda referencia a la citación judicial al vicepresidente Amado Boudou, fue más dura con Scioli, al decir que "no se puede estar únicamente para la sonrisa; muchas veces hay que estar también para la responsabilidad". Mientras transcurría el discurso de la Presidenta, ya había trascendido que el gobierno bonaerense había dictado la conciliación obligatoria.

En uno de los momentos de mayor euforia de su discurso, Cristina Kirchner volvió a felicitar al ministro Kicillof por el acuerdo alcanzado la semana que pasó con el Club de París.

"Lo que les molesta no es sólo la juventud [en referencia a los 42 años de Kicillof]. Lo que más les molesta es la convicción con la que se defienden las ideas, los intereses del pueblo y los intereses de la patria", afirmó la jefa del Estado, interrumpida por momentos por los aplausos y bombos de las agrupaciones Kolina y La Cámpora.

Cristina Kirchner enumeró las críticas recibidas por la negociación y contó que siguió las negociaciones desde Olivos. En referencia a los cuestionamientos recibidos recordó que "cuando se comenzó a tomar la deuda del Club de París", ella tenía tres años y el ministro de Economía "no había nacido". Y se preguntó: "Nos vienen a reprochar que no la pagamos toda junta los que la contrajeron y endeudaron al país; parece casi un chiste, por favor, no más bromas".

La interna santacruceña

Vestida con un clásico saco corte sastre de color marrón, con detalles en terciopelo, la mandataria llegó al gimnasio Lucho Fernández y en la puerta la esperaba el gobernador Daniel Peralta, quien la recibió con un beso en la mejilla y la acompañó a subir al escenario.

Por primera vez en dos años, ambos compartían un escenario juntos en la capital provincial. La jefa del Estado también pidió que en la mesa junto a ella estuviera el vicegobernador Fernando Cotillo, enfrentadísimo con Peralta.

Todos juntos otra vez, fue el mensaje interno que dejó la jefa del Estado, en el acto en el que se anunciaron obras para tres localidades de Santa Cruz y se mantuvieron videoconferencias con Capitán Sarmiento, Lanús y con la ciudad de Córdoba.

Intendentes, legisladores provinciales y nacionales, funcionarios nacionales y provinciales de segundo y tercer rango tomaban nota del gesto presidencial y volvieron a saludarse, limando asperezas y acortando desconfianzas, buscando reunir nuevamente al PJ y al FPV con miras a 2015.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.