Defensor del Niño: Marisa Graham ocupará el cargo que estuvo vacante 13 años

El cargo está vacante hace 13 años
El cargo está vacante hace 13 años Crédito: @gabicerru
María Ayuso
(0)
25 de abril de 2019  • 15:58

Tras 13 años, comenzó a saldarse una de las grandes deudas con la infancia más vulnerable. La abogada especialista en Derecho de Familia, Marisa Graham, fue elegida por una comisión bicameral del Congreso Nacional compuesta íntegramente por mujeres, como la candidata a convertirse en la primera Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes de la Nación. Es decir, ella deberá convertirse en la voz que representará y velará por sus derechos. El próximo paso es que las cámaras de Diputados y Senadores ratifiquen, con mayoría simple y en un plazo de 180 días, su designación, así como las de Juan Facundo Hernández y Fabián Repetto como sus adjuntos.

El cargo de Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes fue creado el 28 de septiembre de 2005 por la ley 26.061 de protección integral de la infancia, para proteger y visibilizar sus problemáticas, priorizar sus derechos en la agenda pública y controlar las políticas destinadas a ese colectivo. Aunque la norma dispuso un plazo de 90 días para su nombramiento por parte del Congreso Nacional, hasta hoy el puesto permanecía vacante.

De hecho, tras una sentencia originada en una presentación judicial que promovió la sociedad civil encabezada por la coalición Infancia en Deuda, recién en 2017 se conformó una comisión bicameral compuesta por cinco senadores y senadoras, y cinco diputados y diputadas, que implementó un concurso público con cuatro etapas de evaluación: presentación de antecedentes, examen escrito, formulación de planes de trabajo y exposición en audiencia pública. Se admitieron 68 postulantes que el año pasado participaron de un examen escrito anónimo: 15 fueron los finalistas y 14 los que explicaron sus propuestas.

En diálogo con LA NACION, Graham, que fue directora de Niñez y Adolescencia del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, entre otros cargos públicos, dijo sentir "alegría, satisfacción y también miedo. Una mezcla de sensaciones". "Es una buena manera de cerrar un ciclo que inicié desde muy jovencita inaugurando una institución como esta. Estoy muy emocionada", sostuvo, y agregó que también considera muy significativo "que diez mujeres de distintas opiniones políticas se pusieran de acuerdo en la bicameral poniendo por delante la prioridad que es el interés superior de los chicos".

-¿Cuáles considera que son las principales problemáticas que deberá abordar como Defensora?

-Primero, los temas que genera la desigualdad en los sectores más vulnerables, pero también la vulneración de derechos de los niños, las niñas y los adolescentes que por no pertenecer a esos sectores están bastante invisibilizados. Los sistemas de protección no capturan a esos chicos porque circulan por otros ámbitos privados, pero a veces también tienen derechos vulnerados intrafamiliares y públicos. Las dos prioridades son abordar las franjas extremas, de 0 a 4 y de 12 a 18. En el caso de los más chiquitos, el Estado necesita tener más y mejores dispositivos de cuidado, para que los papás y las mamás puedan conciliar la vida familiar y laboral, además de brindar un acompañamiento en la crianza.

- ¿Será otra de sus prioridades el impacto en los más chicos del aumento en los índices de pobreza e indigencia?

-Por supuesto. Nosotros siempre decimos que la presencia o ausencia de condiciones materiales a la larga o a la corta impacta en las condiciones simbólicas para sostener la vida de nuestros hijos. Cuantas más familias se queden sin trabajo y haya más sectores bajo la línea de la pobreza e indigencia, se produce el fenómeno de la infantilización de la pobreza. Creíamos que habíamos levantado un poco, pero estamos frente a una nueva crisis que nos golpea muy duro y la mayoría de los niños, niñas y adolescentes forman parte de ese colectivo que hoy está en graves problemas.

-¿Y el abuso sexual infantil?

-La problemática que tiene como cara más cruel el abuso sexual infantil es el maltrato hacia los niños, niñas y adolescentes. El mundo adulto hace con el cuerpo de los niños lo que no se atreve a hacer con los pares: zamarrearlos, insultarlos, gritarles, pegarles. Esta idea de que la letra con sangre entra todavía retumba en algún lugar. La expresión más cruel, entre otras, es el abuso sexual, tanto como la trata y el trabajo infantil. Acá tenemos que trabajar mucho en la prevención. Dediqué muchos años de mi vida a estudiar la relación de los adultos con los cuerpos de los niños y cómo los avasallan. Además, hay algo en el abuso que tiene que ver con el sentimiento de propiedad que tenemos los adultos de nuestros propios hijos. Hablamos de "mis hijos" o "mis alumnos", como si fueran objetos de nuestra propiedad y pudiéramos hacer lo que quisiéramos con ellos.

-¿Cuál es su postura respecto a la legalización del aborto? Como defensora, ¿se ocupará de la temática?

Estoy a favor de la despenalización del aborto en las condiciones del proyecto de ley que se presentó, así como los 14 postulantes que pasamos el examen. Pero no creo que la Defensoría tenga que tomar esa bandera, porque antes tenemos muchas otras. Sí creo que como defensora tengo que impulsar que se cumpla la ley de Educación Sexual Integral (ESI).

-¿Qué es lo primero que piensa hacer cuando asuma?

-Lo primero que me interesa es hacer una reunión con los defensores de los niños, niñas y adolescentes de las cincos provincias que cuentan con esa figura (La Pampa, Córdoba, Misiones, Santa Fe y Santiago del Estero) y compartir con ellos el diagnóstico que junto con los adjuntos presentamos para llegar a este resultado. Además, presentarlo ante el Poder Legislativo y el Poder Judicial. Por otro lado, una de las primeras tareas es intentar que esta figura del defensor y la defensora se amplié a todas las provincias que no la tienen.

Grandes desafíos

La bicameral que realizó la ponderación final del concurso y emitió dictamen para nominar a Graham, estuvo integrada por las diputadas Samanta Acerenza (Pro), Carla Carrizo (Evolución radical), Soledad Carrizo (UCR/Cambiemos), Verónica Mercado (FpV) y María Florencia Peñaloza Marianetti (Somos SAN JUAN); y las senadoras Gladys González (Frente Pro), Pamela Verasay (UCR/Cambiemos), Norma Durango (Partido Justicialista La Pampa), Sigrid Kunath (Justicialista) y Anabel Fernández Sagasti (FpV),

"La puesta en marcha de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes es urgente ya que la infancia es la población expuesta a mayores niveles de vulnerabilidad, tanto por la pobreza que sufren más de la mitad de las niñas y niños por los ingresos de sus grupos familiares, como por los déficits en las políticas públicas que fallan al no lograr garantizarles el acceso a sus derechos en condiciones de igualdad", subrayaron desde la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), integrante de Infancia en Deuda.

Con respecto a los desafíos que deberá afrontar la defensoría, Carmen Ryan, coordinadora del área derechos económicos, sociales y culturales de ACIJ, señaló: "Seguir el presupuesto y la inversión en materia de infancia es una de las funciones claves que va a tener la Defensoría. El presupuesto para la infancia es por ley intangible, es decir, no puede ser regresivo en el tiempo ni sufrir cambios ni reasignaciones, que es lo que ocurrió el año pasado con los centros de primera infancia". En esa línea, agregó: "Las modificaciones que sufra son ilegales y afectan los derechos de los chicos y chicas. Entendemos que monitorear la inversión en la infancia y que se cumpla la ley es clave".

Cuáles son las responsabilidades según la ley

Rol

  • Tendrá a su cargo velar por la protección y promoción de los derechos consagrados en la Constitución nacional, la Convención sobre los Derechos del Niño y las leyes nacionales

Funciones

  • Promover las acciones para la protección de los intereses difusos o colectivos relativos a los niños
  • Interponer acciones para la protección de sus derechos en cualquier juicio, instancia o tribunal
  • Velar por el efectivo respeto a los derechos y garantías legales asegurados a los niños y promover las medidas judiciales y extrajudiciales del caso
  • Iniciar acciones para que se apliquen sanciones por infracciones cometidas contra las normas de protección de los niños
  • Supervisar las entidades públicas y privadas que se dediquen a la atención de los niños o que los alberguen de manera transitoria o permanente. El defensor deberá denunciar ante las autoridades competentes cualquier irregularidad que amenace o vulnere los derechos de los niños
  • Requerir para el desempeño de sus funciones el auxilio de la fuerza pública, de los servicios médico-asistenciales y educativos, sean públicos o privados
  • Proporcionar asesoramiento de cualquier índole a los niños y a sus familias, a través de una organización adecuada
  • Asesorar a los niños y a sus familias acerca de los recursos públicos, privados y comunitarios, donde puedan recurrir para la solución de su problemática
  • Intervenir en la instancia de asesoramiento de mediación o conciliación
  • Recibir todo tipo de reclamo formulado por los niños, o cualquier denuncia que se efectúe con relación a ellos, ya sea personalmente o mediante un servicio telefónico gratuito y permanente. Y deberá dar curso de inmediato al requerimiento de que se trate.

Duración del cargo

  • 5 años y podrá ser reelegido una sola vez

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.