Denuncian amenazas al fiscal que investiga a Lázaro Báez

Marijuan recibió una carta intimidatoria, según un abogado; él lo negó y sólo habló de "aprietes"
(0)
7 de mayo de 2013  

Guillermo Marijuan, el fiscal federal que investiga al empresario kirchnerista Lázaro Báez, sufrió este fin de semana intimidaciones. Según un abogado que dijo haber presenciado el incidente, un desconocido le dejó una carta en la mesa de un bar en la que le advertían que lo iban a "limpiar". Pero Marijuan negó esta información, no presentó ninguna denuncia y sólo admitió ante sus colaboradores que sufrió "aprietes".

La difusión de la amenaza recibida por Marijuan corrió por boca del abogado Andrés Rabinovich, que dijo que estaba tomando un café ayer a las 15.30 con Marijuan en un bar de Belgrano cuando un desconocido le entregó un sobre al funcionario del Ministerio Público con una nota que decía: "Dejá de joder. Te vamos a limpiar a vos y tu familia".

El hombre -según el relato del abogado- se habría acercado a la mesa que compartían en la vereda, preguntó por el apellido del fiscal y le dejó la carta.

El fiscal no quiso confirmar esta especie y no realizó ninguna denuncia. Ante sus colaboradores, no obstante, admitió haber sufrido "aprietes", pero en otras circunstancias.

Les comentó que recibió a una persona en su despacho, a la que no conocía con anterioridad y que le habría dicho en medio de la charla que pensara bien lo que iba a hacer dado que tenía familia e hijas. El funcionario habría preguntado entonces si debía interpretarlo como una amenaza y su interlocutor lo negó.

Marijuan regresó hace una semana de licencia. En su ausencia, la causa contra Lázaro Báez fue impulsada por su colega Ramiro González y Carlos Gonella, titular de la nueva procuraduría antilavado que creó la procuradora Alejandra Gils Carbó. Pero en el dictamen en el que debían impulsar la acción y señalar a los imputados, González y Gonella sólo señalaron a Leonardo Fariña y a Federico Elaskar, que dijeron haber llevado la plata de Báez, y no al empresario. A su regreso, el fiscal se enojó con este recorte de la investigación y la amplió para incluir a Báez.

"Me están apretando", dijo el fiscal a sus allegados y colegas, y les recordó que en la caja fuerte de su fiscalía está depositada una copia del borrador del dictamen original que hicieron sus empleados, cuando estalló el caso, que ya incluía a Báez y que no se corresponde con el que finalmente firmaron Gonella y González.

Ayer, Marijuan estaba en su despacho algo desmejorado y con la presión alta, tal vez por el incidente.

Sin embargo, no quiso confirmar la información del abogado Rabinovich ni tampoco hacer la denuncia ante la policía sobre lo ocurrido.

"¿Para qué la voy a hacer, si siempre termina en nada?", le dijo al letrado cuando éste le recomendó ir con el sobre a la comisaría, según dijo el propio abogado.

"Ayer, a las 15.30, estábamos en un bar de Belgrano donde nos juntamos siempre, mientras su hija menor terminaba un partido de hockey. Estábamos en una mesita afuera del bar y apareció una persona que le dijo: «¿Dr. Marijuan?». Él dice: «Sí», y esta persona deja un sobre en la mesa y sigue caminando. Cuando lo abrió, vio que era una amenaza concreta. Decía: «Dejá de joder. Te vamos a limpiar a vos y a tu familia»."

"Lo traté de convencer para que hiciera la denuncia -añadió el abogado-, pero no quería asustar más a la familia. Cuando le dije que yo lo iba a contar porque esto no podía quedar así, me dijo: «Hacé lo que quieras, yo no voy a hacer nada»", dijo el letrado. Marijuan desestimó estas circunstancias y no hizo más comentarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.