Desalojo de Guernica: grupos de izquierda marchan al Gobierno bonaerense, en medio de la tensión

La Plata. Protesta por los desalojos en Guernica.
La Plata. Protesta por los desalojos en Guernica.
María José Lucesole
(0)
28 de septiembre de 2020  • 12:33

LA PLATA.- Organizaciones políticas de izquierda marchaban esta tarde frente a la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires para expresarse en contra del gobierno de Axel Kicillof por su decisión de condenar las usurpaciones de tierras, en particular en el predio de Guernica.

"No a los desalojos", es la principal consigna que esgrimen los manifestantes, en un contexto de tensión creciente entre los diferentes sectores políticos.

La marcha tiene lugar luego de que ayer referentes políticos de varias de estas organizaciones impidieran de manera "violenta" el acceso al lugar de referentes de los Ministerios de Desarrollo de la Comunidad, Justicia y Género, según denunció el gobierno provincial,

Los manifestantes ayer hicieron un piquete en el predio de 98 hectáreas usurpado en Guernica. Levantaron vallados de gomas rociadas con nafta y exhibición gomeras. Ante la tensión Intervino en la escena la comisaria primera de Guernica, pero hasta el momento no se oficializó una denuncia por parte del gobierno bonaerense.

En la protesta participaron el Polo Obrero, Libres del Sur, MTR, Corriente Nacional Darío Santillán, Movimiento de Unidad Latinoamericana PTS -con Nicolás del Caño en el lugar-.

La provincia montó carpas en el predio
La provincia montó carpas en el predio Crédito: Médicos del Mundo

Hoy algunas de estas organizaciones acompañan la movilización frente a la Gobernación en la avenida 6, entre las calles 51 y 53, de la capital bonaerense.

"La marcha está impulsada por vecinos de Guernica que cuentan con el apoyo de organizaciones sociales", se informó hoy a LA NACION desde Nuevo Mas. "El principal reclamo hoy es que se reanude la mesa de diálogo que se rompió", se expresó desde esa organización.

El gobernador Axel Kicillof no se encuentra en la Casa de Gobierno ya que se mostrará junto al Presidente Alberto Fernández en Escobar.

Ayer, el gobierno de Kicillof informó que grupos violentos obstruyeron la labor del Estado y presionaron a familias para impedir una salida pacífica al conflicto de Guernica.

"En el día de hoy asistimos a una situación grave e inédita -se informó desde el gobierno de Axel Kicillof- En el marco de una jornada interministerial del gobierno provincial y de representantes de los municipios un grupo de organizaciones políticas que forman parte de la ocupación decidió impedir de manera violenta la asistencia a las familias que se encuentran en el predio".

Ante este conflicto el gobierno de Axel Kicillof precisó: "La problemática del hábitat involucra a miles de personas en el distrito de Presidente Perón y a muchísimas más en la provincia de Buenos Aires, que no están en situación de toma. El Estado está trabajando para dar una respuesta estructural, pero las vías de solución deben ser institucionales y la toma de tierra de ninguna manera puede ser el camino.

Axel Kicillof ya no tiene dudas de denunciar un trasfondo político en este conflicto. Y se mantiene vigente la orden para un desalojo en Guernica el jueves. La gobernación busca ahora exponer este conflicto, antes de que haya un enfrentamiento que podría ser violento, por varios motivos.

El primero, y más visible: allí están apostados dos mil setecientos jóvenes, niñas y niños. La situación de sus padres, que en su inmensa mayoría declararon haber quedado empobrecidos y desocupados durante la cuarentena, aumenta su vulnerabilidad en medio del enfrentamiento. Ese es el aspecto humanitario más sensible del conflicto.

Pero hay al menos otros dos ejes de índole política más profunda, que enfrenta el gobernador con las dificultades para avanzar con un despliegue de fuerzas de seguridad para disponer el desalojo.

Los movimientos sociales que apoyan a las tomas de tierras, identificados por los intendentes como Polo Obrero, Libres del Sur y Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) son algunos de los más críticos de sus políticas sociales.

"Los paliativos del Estado son completamente insuficientes para afrontar los gastos de todos los días. Esta situación nos empujó a salir a buscar un lugar para vivir porque ya no pudimos pagar alquiler o porque vivíamos hacinados y hacinadas en casas muy chiquitas que empeoran la situación de los contagios. Somos gente de trabajo, jóvenes, adultos y adultas que queremos tener una vivienda para despertarnos a la mañana y poder dormir a la noche sin pensar todo el tiempo que nos vamos a tener que ir porque no podemos pagar el alquiler", sostienen el Movimiento Teresa Rodríguez.

Representantes de algunos de esos grupos como el Polo Obrero, fueron de los primeros en marchar por la aparición con vida de Facundo Astudillo Castro. Y los primeros en exigir la renuncia del ministro de Seguridad, Sergio Berni, ante el hallazgo del cuerpo sin vida.

El otro aspecto son justamente los cuestionamientos que enfrenta Sergio Berni, encargado de liderar el operativo que tendrá lugar el jueves con más de dos mil policías.

La justicia avanza con el desalojo y ya no dará marcha atrás. Entiende que no puede permitir que continúe un delito que ya excede a la usurpación. Hay cuatro denuncias por este delito. Pero hay múltiples delitos que confluyen en el lugar: robo de energía, robos sobre las propiedades de los vecinos y hurtos, entre otros.

Todo el escenario roza, a entender del gobierno de Kicillof, un intento de desestabilización política.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.