Desde la oposición ven inevitable la renegociación con el Fondo

Los diputados Diego Bossio y Marco Lavagna dijeron que el acuerdo es "incompatible con los objetivos de crecimiento y desarrollo del país"
Los diputados Diego Bossio y Marco Lavagna dijeron que el acuerdo es "incompatible con los objetivos de crecimiento y desarrollo del país" Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Bossio y Marco Lavagna lo plantearon en un encuentro de IDEA
María Julieta Rumi
(0)
28 de agosto de 2019  

Los diputados Diego Bossio (Frente Renovador) y Marco Lavagna (Consenso Federal) dijeron que el acuerdo que tiene la Argentina con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) es "incompatible con los objetivos de crecimiento y desarrollo del país" y que así se lo transmitieron al jefe de la misión del organismo, Roberto Cardarelli, a fines del año pasado, en una reunión que mantuvieron con él. A su vez interpretaron que ese acuerdo está caído y que el próximo gobierno deberá renegociarlo.

"El acuerdo con el Fondo existe, pero creemos que es incompatible con los objetivos de crecimiento y desarrollo de la Argentina. Son préstamos que no solo tienen una buena tasa, sino condicionalidades que hay que revisar. Claramente hay que rediscutirlo y que la base de sustentación sea el crecimiento", afirmó Bossio, en el panel "Un proyecto de largo plazo en materia económica", que tuvo lugar en el evento la Semana del Management, organizado por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina ( IDEA).

Según el extitular de la Anses, no se cumplió ninguno de los dos acuerdos que firmó el Gobierno, con lo que hay que trabajar en uno nuevo: "Hay cosas que están bien, como el objetivo de equilibrio fiscal, pero la discusión es cómo se llega. No es lo mismo Ucrania que Grecia o la Argentina". "En términos inflacionarios, las herramientas que ha propuesto no han sido una solución, con lo cual hay que repensar el acuerdo y que tenga una base política amplia", agregó.

Por su parte, Lavagna dijo que el segundo acuerdo está caído en la práctica. "Para este entonces deberíamos estar creciendo, con una tasa de interés del 30%, sin inflación y sin ningún tipo de dudas acerca de la posibilidad de un default, más allá de que personalmente no creo que estemos en ese camino", opinó.

Según Lavagna, hay un problema de base con el FMI, ya que no es un banco de desarrollo, sino que vela por la estabilidad financiera mundial: "Sus programas son para pagar deudas y que no generes ruido a nivel mundial. No te dice cómo solucionar la pobreza. A Grecia le llevó 10 años de programas de ajuste permanente y recién empieza a salir, y tiene el doble o triple de deuda que cuando todo comenzó".

Dijo que el Gobierno debería empezar a recomprar títulos usando los DEG (derechos especiales de giro) para generarle un ahorro grande al país. "Hay cosas que se pueden hacer y otras que deberán esperar a la próxima gestión. La renegociación la va a tener que hacer el presidente que venga, sea quien sea", afirmó. Por último, insistió en la necesidad de que el próximo gobierno recurra a acuerdos económico si quiere resolver cuestiones básicas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.