Desde la prisión, "Bebote" Álvarez confirmó los detalles de la denuncia que complica a Moyano

El exjefe de la barra brava de Independiente
El exjefe de la barra brava de Independiente Fuente: Archivo
(0)
13 de mayo de 2019  

El exjefe de la barra brava de Independiente Pablo "Bebote" Álvarez ratificó en declaraciones públicas el acuerdo que selló con Hugo y Pablo Moyano para defraudar a Independiente con la venta ilegal de entradas, denunció que los sindicalistas sacaron del club unos US$30 millones y que le pidieron que arremetiera contra el expresidente de la entidad Javier Cantero para que dejara antes el cargo.

Días después de que el fiscal Sebastián Scalera ordenó allanamientos en la sede de Camioneros y otras oficinas para encontrar pruebas de los nexos entre Pablo Moyano y los barras, Álvarez ratificó lo que dijo en su declaración y describió, en diálogo con el programa La cornisa, el mecanismo que implementó para ganar poder en Independiente y "defraudar" al club.

"Pablo Moyano me utilizó. Me mandó a llamar y me dijo que necesitaba que [el entonces presidente de Independiente Javier] Cantero renuncie al club", dijo Álvarez.

"Me mandaron a hacer marchas al club, me mandaron a la casa de Cantero. Fuimos varias veces al hotel de los jugadores a hacer marchas [con la barra brava] cuando comenzó el plan de 'salvataje", señaló.

Álvarez también contó que mantuvo encuentros "varias veces" con Pablo Moyano en la sede del sindicato de Camioneros.

Una vez que, según Álvarez, el objetivo de los Moyano de forzar la renuncia de Cantero a la presidencia del club estuvo cumplido, la relación se enfrió hasta que se interrumpió.

"Moyano me decía que Cantero tenía que renunciar. Al principio, la relación [con el sindicalista] era buena. Después no me cumplió con mi agrupación para que yo pudiera entrar como presidente y se rompió la relación", dijo.

Detrás de la barra

El detenido también contó que Pablo Moyano "organizaba la barra" y que le hacía llegar a él "las entradas, los papelitos, los globos y las banderas". "Era el jefe", dijo.

Bebote Álvarez está preso en Melchor Romero desde octubre de 2018 por ser parte de una asociación ilícita que extorsionaba a jugadores y a las autoridades de Independiente. Fue jefe de la barra brava por diez años.

El exjefe de la barra relató cómo Moyano montó una maquinaria junto a la empresa Integradores para hacer entrar a la cancha a unas mil personas sin pagar y, aun así, quedarse con el dinero de esas entradas, que no quedaban en las arcas de Independiente, como LA NACION reconstruyó el jueves pasado.

"En una computadora teníamos todo el listado de los barras, con nombre y apellido y número de socio de cada uno. Se llevaba el pendrive a Integradores. Ellos hacían los bonos ahí, ya recortados del cartón", contó, al describir que la empresa era la encargada de confeccionar las entradas.

Y agregó que en una ocasión "se confundieron" y le dieron a él "el cuadrado entero" para que él recortara los bonos. "Eso me lo guardé y lo presenté a la Justicia como prueba de que ellos no pagaban las cuotas sociales de esas mil personas", dijo.

Paralelamente, relató Bebote, Moyano hizo fugar US$30 millones del país a través de un fideicomiso que manejó el tesorero de la gestión del camionero al frente del club.

"La verdadera estafa al club es el contrato que presenté al juez [Luis] Armella sobre el fideicomiso que manejó el tesorero de esta gestión de Moyano. Demuestra que por ese fideicomiso pasaron 30 millones de dólares que están fuera del país y no entraron al club. Ahí está la defraudación al club", explicó.

En la entrevista que se transmitió anoche en el programa que conduce Luis Majul, Bebote contó que los Moyano también "extorsionaron" a empresas como Loma Negra o Acindar, a la primera de las cuales le exigían cemento para construir un nuevo estadio, y a la segunda, más de una tonelada de acero.

Además, el detenido ratificó que recibió de parte de Pablo Moyano una bolsa con $400.000 con los cuales la barra viajó al Mundial de Brasil.

"Me dijo que fue en gratitud por haber sacado a Cantero seis meses antes de que terminara su gestión. Con esa plata fuimos 15 pibes al Mundial de Brasil", sostuvo.

Pese a su enfrentamiento con los Moyano, Álvarez aseguró no tener "miedo" y arremetió contra Hugo y Pablo.

"A Hugo le diría que interne a su hijo, que es un falopero y que le trajo todos estos problemas (...). A Pablo le digo que es un mentiroso, que no tiene palabra, que no es un caballero y que es un cobarde", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.