Detienen a un policía en un juicio por la verdad

Es porque una mujer lo identificó como su presunto violador
(0)
13 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- El suboficial mayor de la policía bonaerense Miguel Angel Ferreyro fue arrestado ayer tras declarar en el denominado juicio por la verdad que sustancia la Cámara Federal de esta ciudad, acusado de haber abusado sexualmente de una detenida ilegal en 1976.

De este modo, el policía, que se encuentra en actividad en la Departamental Quilmes, se transformó en el primer detenido en este tipo de procesos imputado de violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar.

Los jueces Leopoldo Schiffrin, Julio Víctor Reboredo y Alberto Durán consideraron que existen pruebas suficientes para abrir un proceso contra Ferreyro, luego de que éste fue reconocido por Nilda Eloy, que fue secuestrada y permaneció alojada en la ex Brigada de Lanús.

Los camaristas, que pidieron el arresto del policía en plena audiencia, pusieron al acusado a disposición del juez federal N° 3 de esta ciudad, Arnaldo Corazza.

Reconocimiento

El 28 de noviembre último, después de que Ferreyro prestó testimonio en este juicio, Eloy se acercó a los jueces y, llorando, les aseguró que quien estaba sentado en el estrado había sido el cabo de guardia de la Brigada cuando ella estuvo secuestrada allí.

Entonces, los magistrados labraron un acta con la acusación de la mujer, que, en forma reservada, aseguró que el policía abusó sexualmente de ella durante su detención, según informaron fuentes judiciales.

En su declaración, el uniformado negó haber estado en contacto con desaparecidos.

Ferreyro fue citado en los términos del artículo 236 del antiguo Código Procesal Penal, normativa con la que la Cámara Federal lleva adelante el juicio por la verdad. "Cuando haya motivo suficiente para sospechar que una persona es autora, cómplice o encubridora de un delito, se procederá a recibirle declaración indagatoria", dice el primer párrafo del citado artículo.

Lo ocurrido ayer abre la posibilidad de apertura de procesos penales por delitos cometidos durante la dictadura militar después de la aprobación de las leyes de obediencia debida y punto final.

Hasta ahora, los militares y policías que declararon en los juicios por la verdad fueron citados como testigos o para prestar declaración informativa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.