Día de la Bandera: el Gobierno sostiene que el kirchnerismo y la izquierda planeaban disturbios en Rosario

Protestas durante el acto por el Día de la Bandera en Rosario; Mauricio Macri canceló anoche su participación
Protestas durante el acto por el Día de la Bandera en Rosario; Mauricio Macri canceló anoche su participación Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Mariano Obarrio
(0)
20 de junio de 2018  • 13:01

La cancelación de la visita del presidente Mauricio Macri hoy a Rosario para celebrar el Día de la Bandera respondió a la información recopilada por organismos de seguridad que indicaban que diversos grupos de orientación kirchnerista y de izquierda preparaban fuertes protestas y posibles disturbios durante el acto, según aseguraron fuentes del Gobierno.

La decisión de la cancelación se conoció anoche mediante un comunicado del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. En la Casa Rosada Gobierno confirmaron a LA NACION que "existían muchos grupos que estaban organizando hacer mucho desorden" frente al Monumento a la Bandera.

Entre los grupos en la Casa Rosada señalaron a la CTA, FIT, MST, la Multisectorial, Libres del Suro, CTEP, CCC, PO, Unidad Ciudadana (kirchnerismo), Unión Juventud Socialista y grupos del peronismo vinculados al jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

"Convocaron diciendo que el Monumento a la Bandera no es de Macri sino del pueblo y que iban a marchar contra el acuerdo que el Presidente iba a firmar con el FMI", dijo a La Nacion un alto funcionario que recibió informes del Ministerio de Seguridad y de la Agencia Federal de Inteligencia, que detectaron una intensa actividad en redes sociales.

También señalaron que la policía de Santa Fe no quería cumplir con un operativo de seguridad y que reclamaba que éste estuviera a cargo de las fuerzas federales de seguridad. Según las informaciones, habría unos 1500 activistas violentos en las movilizaciones y se prefirió evitar el costo alto de tener incidentes en pleno Día de la Bandera.

En la administración de Mauricio Macri sospechan que los grupos de izquierda y del kirchnerismo planean disturbios en los actos a los que concurra el Presidente para alimentar la posibilidad de desestabilizar al Gobierno. La inestabilidad cambiaria y el acuerdo con el FMI les dio, aseguran, una agenda como para presionar al Gobierno de manera más intensa.

El gran interrogante, a partir de ahora, consiste en saber si Macri irá a Tucumán para el Día de la Independencia, el 9 de Julio, un acto tradicional de todos los presidentes. En ciertos sectores del Gobierno existe un debate interno que dejó la media sanción de la ley de legalización del aborto en la Cámara de Diputados, a partir del argumento de muchos diputados oficialistas de que si no votaban la ley, las manifestantes podían generar conflictos. La discusión gira en torno a la forma de responder a la presión de las protestas.

La alianza Cambiemos suspendió un timbreo el próximo sábado porque el clima económico no es apto para hablar con la gente. En principio, se postergó hasta el sábado 30 de junio, cuando los funcionarios estiman que la estabilización cambiaria será más evidente.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.