Diego Lagomarsino negó el peritaje de Gendarmería: "Los mensajes fueron borrados por Nisman"

"Hubo muchos que se aprovecharon del fiscal vivo y muerto", sentenció el técnico
"Hubo muchos que se aprovecharon del fiscal vivo y muerto", sentenció el técnico Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
(0)
18 de enero de 2019  • 09:37

A cuatro años de la muerte de Alberto Nisman, el exempleado de la UFI AMIA, Diego Lagomarsino, negó los resultados del peritaje de Gendamería que determinó que el técnico intercambió mensajes de WhatsApp con el fiscal y que fueron borrados en la mañana posterior al deceso.

"Los mensajes que intercambié con Nisman fueron borrados por él mismo el 17 de enero. No oculté nada, simplemente no los recuerdo", respondió al ser consultado sobre el informe que circuló días atrás y que fue publicado en LA NACION. Allí quedó demostrado que Lagomarsino le envió al menos dos mensajes por WhatsApp el 17 de enero por la mañana, previo al supuesto llamado en el que Nisman le habría pedido un arma para protegerse.

En su declaración, Lagomarsino sostuvo que había sido Nisman quien se contactó el sábado por la tarde con él para pedirle la pistola que terminó provocando la muerte del fiscal. Después de que se conoció esta novedad Lagomarsino dijo que no recordaba ese cruce y acusó a los encargados de realizar el peritaje de "confundir los mensajes con lo que realizó al día siguiente".

"Hay mensajes muy importantes entre Alberto Nisman y yo después de las 19.20 del 17 de enero. Esos van a probar el pedido del arma que me hizo", agregó en declaraciones al programa Crónica Anunciada, emitido por El Destape Radio, al tiempo que calificó de "desastre" el trabajo de Gendarmería.

En la misma línea, en diálogo con LA NACIÓN, dijo estar "seguro" de que Nisman se suicidó y agregó que no recuerda el contenido de los mensajes que cruzó con Nisman el 17 de enero de 2015. "No me acuerdo de los catorce mensajes que intercambiamos. Había siete mensajes intercalados míos y siete mensajes intercalados de Alberto, que seguramente solo van a dar un indicio referido al arma. Si vos analizás todos esos Whatsapp, hay Whatsapps que intercambiamos Alberto y yo que fueron cuando yo ya estaba en mi casa, a las 20.30. Los mensajes que intercambiamos los borró él. Yo no oculté nada, simplemente no los recuerdo.", dijo Lagomarsino.

"Durante mucho tiempo se dudó si yo salí de Le Parc con Alberto vivo o muerto. Si yo hubiera querido ocultar eso, soy un boludo", agregó.

En el reportaje radial, en tanto, Lagomarsino reconoció haber perdonado a Nisman por el "quilombo" en el que "lo metió por usar su arma para matarse" y admitió que su miedo era que el fiscal "se mandara una cagada y matara a alguien con el arma".

"Es una hijadeputez lo que me están haciendo con la causa ", y agregó: "Cuando dicen que fui parte de un superplan homicida, me pregunto si saben que me cagué la vida para siempre. No existe dinero por el que uno haga algo así".

En Comodoro Py, por "coincidencia"

Cada 15 días, Diego Lagomarsino, que lleva una tobillera eléctrica con GPS y no puede desplazarse más de 100 kilómetros, se presenta en los tribunales federales de Comodoro Py en el juzgado de Julián Ercolini, quien lo procesó como partícipe necesario de la muerte del fiscal Alberto Nisman. Hoy, en coincidencia con el cuarto aniversario de la muerte de Nisman, el informático fue al juzgado para hacer el trámite.

En diálogo con LA NACION, Lagomarsino dijo que su presencia en Comodoro Py justo el mismo día del aniversario, fue fruto de una "mera coincidencia", y que tiene programadas en el calendario de su celular las fechas para asistir al juzgado.

Informe de Candela Ini

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.