Presupuesto: sorpresa en Diputados por una decisión de Máximo Kirchner

Máximo Kirchner decidió no dar su discurso de cierre del presupuesto 2021 en la Cámara baja porque estaba atento a lo que sucedía con el desalojo en el predio de Guernica
Máximo Kirchner decidió no dar su discurso de cierre del presupuesto 2021 en la Cámara baja porque estaba atento a lo que sucedía con el desalojo en el predio de Guernica Fuente: Télam - Crédito: Julián Álvarez
Laura Serra
(0)
29 de octubre de 2020  • 16:36

Llamó la atención el silencio de Máximo Kirchner durante la maratónica sesión en la que la Cámara de Diputados dio hoy media sanción al presupuesto 2021, el primero de la gestión de Alberto Fernández. Como jefe de bloque del oficialismo, se esperaba que como ocurre habitualmente, al término de tan intenso debate, en el que se escucharon todo tipo de críticas a la gestión del Gobierno, brindase un encendido discurso en defensa de la "hoja de ruta" que trazó el ministro de Economía Martín Guzmán como camino de salida de la crisis económica.

Sin embargo, a último momento Máximo Kirchner decidió no dar su discurso de cierre, un momento en el que los jefes de bloque de los oficialismos de turno suelen aprovechar para replicar las críticas, cerrar filas con el Gobierno y enfatizar el rumbo de la gestión. Kirchner no solo evitó esta instancia; tampoco se sentó en ningún momento en su banca. Siguió la sesión desde su despacho.

Desde la cúpula del oficialismo intentaron minimizar la actitud del jefe del bloque del Frente de Todos y exaltaron el logro de haber aprobado el primer presupuesto de la gestión de Fernández sin mayores dificultades gracias al apoyo de bloques aliados y las divisiones internas en Juntos por el Cambio. Sergio Massa, presidente del cuerpo, se retiró exultante del recinto.

"Máximo se bajó de los discursos de cierre porque el desalojo del predio de Guernicacambió la dinámica de la sesión. Máximo estaba muy pendiente de lo que sucedía ahí. Por esa razón se acortó la lista de oradores y no se hicieron los discursos de cierre", explicaron en la bancada oficialista.

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, durante la sesión en la que dieron media sanción al presupuesto 2021
Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, durante la sesión en la que dieron media sanción al presupuesto 2021 Crédito: Prensa HCD

"El debate se hizo muy largo, más de 18 horas de discusión. Si encima hacíamos los discursos de cierre, terminábamos al mediodía", justificaron.

En la oposición corrieron todo tipo de especulaciones. "Es la primera vez que veo, en todos mis años como legislador, que un jefe de bloque oficialista no defiende el presupuesto de su gobierno", acicateaba un veterano diputado opositor. En medio de las suspicacias, hubo quienes consideraron que la actitud de Kirchner fue un nuevo desplante hacia Alberto Fernández; esta misma semana, el primogénito del matrimonio Kirchner no acompañó al Presidente en su homenaje al fallecido expresidente Néstor Kirchner y prefirió participar de otro acto en Lomas de Zamora.

Cómo votó cada bloque

El resultado de la votación del proyecto de ley de presupuesto fue de 139 afirmativos, 15 negativos, y 90 abstenciones, en su mayoría de Juntos por el Cambio. El oficialismo contó con el apoyo de los interbloques Federal, que preside Eduardo "Bali" Bucca, y de Unidad Federal para el Desarrollo, que encabeza José Luis Ramón, además de la neuquina Alma Sapag.

La mayoría de los diputados de Juntos por el Cambio votó por la abstención para no obstaculizar la aprobación de una herramienta clave para el Gobierno. Sin embargo, el interbloque presidido por Mario Negri no pudo evitar la fisura: seis diputados -oriundos de Corrientes, Jujuy y La Rioja- lo hicieron a favor, a pedido de sus gobernadores, mientras otros trece legisladores votaron en contra -en su mayoría de la Coalición Cívica-. En el mismo sentido, los dos diputados de izquierda Nicolás Del Caño y Romina Del Plá rechazaron la iniciativa.

La media sanción aprobada incluye numerosas modificaciones respecto del proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo. Las proyecciones macroeconómicas pautadas por el ministro Guzmán prevén, para el año próximo, un crecimiento del 5,5% del PBI, un déficit fiscal primario del 4,5%, un déficit financiero de 6%, una inflación interanual del 29% y un dólar a 102,4 pesos.

Si bien los interbloques Federal y Unidad Federal para el Desarrollo acompañaron al oficialismo en la votación en general, anticiparon sus reparos hacia algunos puntos de la iniciativa. El que más polémica genera es el que establece un fondo de $20.000 millones en concepto de subsidios para el transporte urbano en el interior del país.

Otro punto controvertido que también promete polémica es el incremento en los impuestos internos a los productos electrónicos contenido en la iniciativa. "Eso irá a los precios", advirtió Pastori quien, junto a su colega Alejandro Cacace, alertó que los montos asignados al pago de jubilaciones y pensiones implicarán "un ajuste" en materia de seguridad social para el año próximo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.