Duras restricciones para los ahorristas

Durante 90 días, hasta que finalice el canje de deuda entre los inversores extranjeros, se podrán retirar hasta $ 250 por semana
(0)
2 de diciembre de 2001  

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, aseguró anoche que las restricciones a los movimientos en efectivo fueron aplicadas por el Gobierno para enfrentar futuros ataques especulativos y garantizar los derechos de los ahorristas.

"Hemos debido adoptar medidas extraordinarias que van a tener una vigencia de 90 días, para poder asegurar el buen funcionamiento de la economía y, sobre todo, para proteger los ahorros de los argentinos", dijo el funcionario en una conferencia de prensa que brindó ayer, poco después de las 20, en el Ministerio de Economía.

Durante ese período, el Gobierno espera poder completar el canje de bonos de deuda pública que están en manos de inversores extranjeros.

La primera etapa de la operación concluyó el viernes entre tenedores locales. El Gobierno recibió ofertas para canjear títulos por 50.000 millones de dólares.

"Hoy puedo darles la cifra exacta (de ahorro por el pago de intereses de la deuda), que asciende a US$ 3545 millones para 2002", dijo Cavallo, que estuvo acompañado por el titular del Banco Central, Roque Maccarone.

Detalles

Las medidas, aplicadas a través de un decreto firmado por el presidente Fernando de la Rúa, entrarán en vigor mañana y son las siguientes:

  • Los ahorristas podrán elegir que sus colocaciones bancarias les sean reintegradas en pesos o en dólares.
  • Se restringen a 250 pesos o dólares semanales las extracciones en efectivo. La limitación se aplicará al total de las cuentas que cada persona tenga en cada banco, con lo que aquellos que operen con más de una entidad bancaria tendrán una mayor libertad de acción.
  • "Buscamos mejorar el sistema de pagos, y que esto perdure en el tiempo", dijo Cavallo.

    El Gobierno quiere impulsar la bancarización de la población, para eliminar operaciones en negro y disminuir la evasión de impuestos. "La gente va a poder sacar 250 pesos por semana y para el resto va a poder utilizar su tarjeta de débito, de crédito o los cheques -agregó el funcionario-. Esta medida no trata de perjudicar a nadie, sino de beneficiar a todos los ahorristas."

  • Para facilitar el movimiento de fondos, los bancos no podrán cobrar ninguna comisión por transferencias entre cuentas de una misma entidad o entre instituciones.
  • Se prohíben las transferencias de dinero al exterior por más de 1000 pesos o dólares, salvo para las operaciones de comercio exterior, pago de gastos o retiros que se realicen en el extranjero a través de tarjetas de crédito o débito emitidas en el país, y cancelación de operaciones financieras autorizadas por el Banco Central.
  • La restricción incluye a aquellas personas que deseen salir del país y llevar efectivo, que serán controladas por las autoridades aduaneras.

  • No se podrán ofrecer más préstamos en pesos, y la gente tendrá la opción de pasar a dólares sus préstamos en moneda local.
  • No se podrán ofrecer tasas de interés superiores por los depósitos denominados en pesos, respecto de las que se ofrezcan por depósitos en dólares.
  • "La Argentina ha estado sometida a ataques especulativos por aquellos que esperan obtener beneficios de una devaluación, que han esperado que seamos incapaces de cumplir con nuestras obligaciones internas y en el exterior", dijo el ministro.

    Cavallo aseguró que, a pesar del clima hostil, la Argentina seguirá perseverando en su estrategia: lograr una mayor austeridad en el gasto, una mayor competitividad y aumentar los ingresos de los consumidores.

    "Todo esto va a dar resultados cuando bajen las tasas de interés y cuando logremos ganar la confianza de la gente", pronosticó.

    "No hay manejos arbitrarios ni intempestivos -aseguró el ministro varias veces-. Son todas medidas transitorias, que no limitan para nada sino que facilitan que la gente pueda utilizar sus ahorros."

    Además, sostuvo que aquellos comercios minoristas que aún no posean los medios electrónicos para ofrecer a sus clientes el pago mediante tarjetas o débitos podrán adquirirlos en los próximos días "sin ningún problema" y remarcó que existen incentivos fiscales para tal fin.

    "Los costos de los equipos pueden ser deducidos de impuestos", aclaró.

    "Esta es la convertibilidad de siempre. Sólo se eliminan las comisiones por conversiones de moneda, ya que la gente ha demostrado tener más confianza en el dólar que en el peso", finalizó Cavallo.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.