El 18-F, algunas certezas y mucha incertidumbre