El fiscal Carlos Rívolo defendió al procurador Eduardo Casal y le achacó "falta de destreza" a los gobiernos de Mauricio Macri y Alberto Fernández

El fiscal sorteó un intenso careo con los legisladores oficialistas y adjudicó la vacancia en la conducción del Ministerio Público Fiscal a "la falta de destreza política" de este gobierno y del anterior
El fiscal sorteó un intenso careo con los legisladores oficialistas y adjudicó la vacancia en la conducción del Ministerio Público Fiscal a "la falta de destreza política" de este gobierno y del anterior Fuente: Archivo
Gustavo Ybarra
(0)
26 de agosto de 2020  • 03:14

El fiscal Carlos Rívolo dijo que no existen, por el momento, "causales objetivas" para desplazar al procurador general interino Eduardo Casal y adjudicó la vacancia en la conducción del Ministerio Público Fiscal a "la falta de destreza política" de este gobierno y del anterior para designar al reemplazante de Alejandra Gils Carbó.

Rívolo fue prácticamente sometido a un careo por los legisladores del Frente de Todos durante una nueva reunión de la Comisión Bicameral de Control del Ministerio Público convocada por el oficialismo, como parte de la política de hostigamiento hacia Casal que impulsa el kirchnerismo.

De hecho, el diputado Rodolfo Tailhade (Frente de Todos-Buenos Aires) acusó al presidente de la Asociación de Fiscales (Affun) de defender "siempre los mismos intereses", que, afirmó, "coinciden con la derecha argentina, los medios de comunicación, la embajada de Estados Unidos y los de Juntos por el Cambio".

El fiscal dejó pasar la diatriba del diputado kirchnerista, pero se sometió a un interrogatorio de la senadora María de los Ángeles Sacnun (Frente de Todos-Santa Fe), que convirtió en preguntas muchas de las acusaciones de Tailhade.

Rívolo, durante la audiencia virtual de la comisión
Rívolo, durante la audiencia virtual de la comisión Fuente: LA NACION

Así, la legisladora le pidió a Rívolo que explicara por qué la asociación de fiscales no se había pronunciado sobre las irregularidades cometidas por Casal y la situación procesal del fiscal Carlos Stornelli, cuando sí lo había hecho cuando Gils Carbó enfrentó causas de corrupción.

"Cuando me haga conocer o planteen una causal objetiva al procurador interino Casal, nosotros vamos a adoptar alguna posición", respondió Rívolo, relativizando las imputaciones que el kirchnerismo le hace a Casal en su intento de desplazarlo del cargo.

En ese sentido, el fiscal aseguró que la ausencia de un procurador general titular es responsabilidad de la política y no un hecho imputable a Casal.

"El procurador interino está ocupando ese lugar por la falta de destreza política del gobierno anterior y de este gobierno para poder designar un procurador. No es responsabilidad de Casal ni de los fiscales", afirmó.

Más aún, Rívolo le dijo a Sacnun que si Casal ocupa ese lugar es porque era "una persona de confianza de Gils Carbó", al elegirlo su reemplazante cuando se tomaba vacaciones o debía ausentarse del país.

El fiscal también negó que la asociación que preside no haya defendido a la anterior procuradora, al recordar que planteó sus objeciones en sendos reportajes en LA NACION y en Página 12 cuando corrieron rumores, en el inicio del gobierno de Mauricio Macri, de que se la quería desplazar por decreto.

También declaró ante la comisión bicameral el fiscal general de Tierra del Fuego, Adrián García Lois, quien acusó a Casal de hostigarlo con un sumario, aunque terminó admitiendo que el expediente se inició en la gestión de Gils Carbó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.