El gobernador de Santa Cruz ganaría por cuarenta puntos

Coinciden sondeos de OPSM y de Equis
(0)
5 de mayo de 2003  

Las primeras encuestas sobre la intención de voto para el ballottage del 18 de mayo arrojaron un resultado contundente: Néstor Kirchner aventaja a Carlos Menem por una diferencia cercana a los 40 puntos.

Según un sondeo de la consultora OPSM -dirigido por Enrique Zuleta Puceiro y realizado sobre la base de 1100 entrevistas directas efectuadas en distintos puntos del país entre el lunes y el viernes últimos-, el 65,3% de los consultados respondió que votará por Kirchner, mientras que sólo el 26,1% dijo que lo hará por Menem.

En tanto, el 8,1% respondió que no iría a votar o que, hasta el momento, no se inclinaba por ninguno de los dos postulantes. El margen de error de la encuesta es del 2,95 por ciento.

Por otra parte, un trabajo de Equis, cuyo director es Artemio López, registró que el 61,7% de la población votará por el mandatario santacruceño, mientras que el 20,6% lo hará por el ex presidente. El 15% se inclinó por la abstención o el voto protesta.

Esta encuesta fue realizada entre el lunes y el viernes últimos sobre 1064 entrevistas domiciliarias a habitantes de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Su margen de error es del 3 por ciento.

A pesar de la diferencia entre los candidatos, Zuleta Puceiro registró un aumento en la intención de voto a Menem respecto de la medición hecha "en caliente" durante los dos primeros días posteriores a los comicios del 27 de abril. "Menem ha crecido y es natural que bajara un poco la ola del efecto aluvión que benefició a Kirchner en los primeros días", explicó el especialista a LA NACION. Y agregó que a mediados de esta semana las encuestas podrían reflejar una intención de voto a Menem cercana al 30 por ciento.

El sondeo de Equis diferenció la intención de voto según los votantes de cada uno de los candidatos en la primera vuelta. La gran mayoría de los electores de Ricardo López Murphy, Elisa Carrió y Adolfo Rodríguez Saá (67,6%, 78,5% y 71%, respectivamente) se inclinará el 18 de mayo por Kirchner. Según Zuleta Puceiro, su encuesta recogió porcentajes similares.

A diferencia de lo que ocurrió con los sondeos previos a la primera vuelta, en esta oportunidad las expectativas de la gente sobre el resultado de la elección no están alejadas de la intención de voto. El 74,6% de los consultados por OPSM opinó que ganará Kirchner, contra el 19,3% que imaginó en ese lugar a Menem.

Sin embargo, para Zuleta Puceiro el dato más llamativo no reside en la amplia ventaja de Kirchner sobre Menem, sino en las respuestas de la gente a la pregunta: "¿Cómo evalúa la situación social, económica y política de acá a dos años?"

En sólo dos semanas, el porcentaje de personas que consideran que las condiciones del país mejorarán aumentó del 45,2% al 63,1%. En junio de 2002 sólo el 23 por ciento se ubicaba en esta categoría.

Paralelamente, los que piensan que la situación empeorará bajó del 12,4 al 6,2% (10 meses atrás era del 40 por ciento).

El autor de la encuesta definió este cambio en la opinión pública como "un shock de esperanza", que demuestra que la gente no quiere discutir el pasado y "piensa para adelante". El resultado final del ballottage, estimó, dependerá de cómo los candidatos se posicionen en la campaña respecto de este punto. "El que mire para atrás se congela", graficó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.