El Gobierno no trabará el proyecto de emergencia alimentaria, pero busca exponer a la oposición

Crédito: Presidencia
Maia Jastreblansky
Laura Serra
(0)
10 de septiembre de 2019  • 21:15

El Gobierno no correrá, por ahora, con el costo de frenar un proyecto de ley que plantee una emergencia alimentaria, aunque buscará exhibir políticamente los movimientos que haga la oposición para tratar la cuestión del hambre, al atribuirle una motivación electoral.

"Nos parece bajo que se haga política con un tema tan sensible. Pero si se aprueba un proyecto serio no lo vamos a trabar", señalaban este martes cerca de Mauricio Macri , al tiempo que subrayaban que "es un tema del Congreso". En los próximos días, desde el Poder Ejecutivo podrían haber más reasignaciones de partidas, pero no están previstos anuncios de peso en materia social.

El interbloque de Cambiemos, en tanto, no interpondrá obstáculos para darle tratamiento al proyecto de la oposición que plantea un incremento del 50% "como mínimo" de las partidas destinadas a alimentación y nutrición.

Análisis de Jorge Liotti en PM, por LN+

18:19
Video

Así, cuando se inicia el último trimestre del mandato de Macri, en el Gobierno hacen un paréntesis en el cuidado del costo fiscal para evitar exponerse con un reclamo delicado. Esta semana se conocerá el índice de inflación de agosto, que tendrá el impacto de la devaluación post PASO.

Este martes, Macri se reunió dos veces con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley , y con el ministro de Producción, Dante Sica . Al mediodía, los ministros le informaron al Presidente sobre la reunión con la CGT, donde se resolvió tramitar un bono de $5000 para trabajadores. Los ministros volvieron a Balcarce 50 por la tarde, para reunirse, en un encuentro más extenso, también con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

"Stanley ya está haciendo todos los esfuerzos en el marco de la ley de emergencia social que ya está vigente", señalan desde el Gobierno.

Un funcionario cercano al Presidente advirtió: "Todavía el proyecto tiene que pasar por el Senado. Los gobernadores también tienen que colaborar". Según pudo reconstruir La Nación, durante la mesa de acción política del lunes, Macri cuestionó al Frente de Todos por el planteo del proyecto en medio de la campaña electoral que tiene a Alberto Fernández como protagonista.

Este miércoles a las 11, en tanto, se espera una reunión de Peña con parte del interbloque de Cambiemos.

Dar el debate

El interbloque de diputados de Cambiemos, que preside Mario Negri, se reunirá este miércoles a la tarde para definir la postura a seguir en la sesión especial del jueves convocada por la oposición. En medio de las posturas encontradas, en ese espacio prevalece la idea de dar el debate y facilitar el quórum. Lo que todavía no se resolvió es la estrategia a seguir dentro del recinto.

El oficialismo cuenta con una ventaja: para aprobar la iniciativa opositora que declara la emergencia alimentaria se necesitarán los dos tercios de los votos, pues no cuenta con dictamen de comisión. El interbloque de Cambiemos cuenta con ese número para, eventualmente, bloquear el proyecto.

En el oficialismo están convencidos que esta iniciativa -que tiene el sello del Frente de Todos- no sólo tiene fines electoralistas, sino que fue forzado por agrupaciones internas del Frente de Todos cercanos a los movimientos sociales contra la reticencia de los sectores más moderados.

"Los movimientos sociales le están marcando la cancha a Alberto; es un problema interno de ellos y nos quieren usar a nosotros para sacar rédito electoral -critican en el oficialismo-. Habría que votar la emergencia como pretenden, pero al mismo tiempo doblar la apuesta para que el impacto fiscal también sea responsabilidad del futuro gobierno y de los gobernadores".

De perseverar este razonamiento en el oficialismo, la decisión sería dar quórum el jueves en el recinto. La alternativa contraria sería suicida, admiten: en plena campaña electoral, la postal de los diputados oficialistas refugiados detrás de las cortinas no ayudaría a mejorar la imagen de ellos mismos (muchos buscan la reelección en octubre) ni del Gobierno. Igualmente despotrican contra el proyecto del Frente de Todos: sostienen el programa "Políticas Alimentarias" aumentó un 44% y hoy alcanza los $18.210 millones.

Por cuerda separada corre el proyecto de Consenso Federal, que postula a Roberto Lavagna, y que no propone aumentos presupuestarios específicos, salvo una suba excepcional en la AUH de $1500.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.