El oficialismo reforzó la fiscalización, pero denuncia irregularidades

Un efectivo de gendarmería en el colegio La Salle, en Rosario
Un efectivo de gendarmería en el colegio La Salle, en Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Julia D'Arrisso
(0)
27 de octubre de 2019  • 15:43

Sumar fiscales, capacitarlos en dos o tres oportunidades, chequear desde los centros de cómputos, analizar mesas testigo y sostener permanentemente el vínculo con las autoridades de mesa son algunas de las acciones que las principales fuerzas políticas reforzaron esta vez para no perder de vista los votos de la batalla electoral.

Para el Gobierno, la fiscalización en las PASO fue "floja" y aceleraron las actividades para alcanzar una cobertura total de las mesas durante las elecciones. "Nos dormimos. Nuestra capacitación fue floja", admitió una persona del espacio de Juntos por el Cambio. Por eso, montaron un grupo coordinado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, e integrado por unas 30 personas, entre funcionarios, legisladores y miembros del partido, a los que se le adjudicaron distintas funciones para evitar "incidentes" y alcanzar los votos necesarios para llegar al ballottage.

La primera medida fue doblegar el número de fiscales: en total, distintas fuentes del oficialismo explicaron a LA NACION que sumaron 185.000 fiscales, a diferencia de los aproximadamente 100.000 que formaron parte del control de votos durante las primarias. Así, el oficialismo cuenta con un fiscal general y uno de mesa por escuela. Se reforzaron las llamadas "zonas críticas", en el conurbano bonaerense, especialmente, en la primera y la tercera sección electoral, y las provincias del norte del país.

El oficialismo puso el ojo además en que se vote con un DNI similar al del padrón y que las autoridades de mesa designadas no estén afiliadas a un partido político. De hecho, el Gobierno denunció ante la Cámara Electoral que durante las PASO 10.605 personas se desempeñaron como autoridad de mesa sin estar empadronadas.

Esta cuestión despertó el enojo del ministro Dietrich, quien expresó que recibieron en el partido por parte de fiscales generales "decenas de denuncias respecto a gente con documentos anteriores al que dice en el padrón". Esos casos, según reveló Dietrich, aparecieron en localidades como La Matanza, Malvinas Argentinas y Almirante Brown. "Se generaron situaciones de agresividad porque las autoridades están permitiendo votar con un DNI que no figura en el padrón y se podría votar dos veces", dijo.

La información llegó a través de los fiscales generales y en el oficialismo trabajan junto a un grupo de abogados que están elaborando una denuncia para presentar ante la junta electoral de la Provincia de Buenos Aires. "Estamos presentando esto ahora para que en las últimas horas que quedan se instruya sobre el uso de los documentos", indicó Dietrich. Y agregó: "Vamos a hacer denuncias penales a las autoridades de mesa y delegados electorales por el incumplimiento de su responsabilidad porque también vemos que no permiten a nuestros fiscales dejar asentadas estas irregularidades en el acta".

El ministro de Transporte reconoció que se capacitó especialmente para esta elección a los fiscales en la identificación de los votantes. "Vemos que no siempre los presidentes de mesa o los delegados son neutrales y eso se compensa teniendo un fiscal y el sistema electoral obsoleto requiere un ejército de gente", dijo.

Desde el oficialismo explicaron que a los fiscales se los capacitó en dos o tres oportunidades y se desplegaron una serie de indicaciones para "cuidar los votos", divididas en tres momentos del día: la mañana, durante el día y en el escrutinio.

Durante el inicio de la votación, el oficialismo llamó a verificar que el presidente de mesa sea asignado por la Justicia electoral, que el ingreso sea simultáneo entre todos los fiscales y que los delegados no transfieran su lugar a otra persona; en el día pidieron verificar la identidad en los DNI de los votantes. Además, se solicitó que los presidentes de mesa sean los encargados del recambio de boletas para evitar robo o destrucción. Paralelamente, se abrió un call center donde los fiscales generales pueden contactarse para comunicar situaciones "llamativas" y habilitaron un centro de cómputos por provincia donde coordinan equipos de abogados y fiscales el desarrollo de la elección.

Por el lado del Frente de Todos, el foco está puesto principalmente en la instancia del escrutinio. Según explicó a LA NACION Nicolás Trotta, coordinador de los equipos técnicos del Frente de Todos, cada grupo de fiscales es responsabilidad de cada referente distrital.

Una pizarra con indicaciones en el colegio La Salle, en Rosario
Una pizarra con indicaciones en el colegio La Salle, en Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

En el equipo que lidera Alberto Fernández expresaron que monitorean los resultados a través de un centro de cómputos ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, desde donde se comunican con distintos fiscales y cuentan con un sistema de 1902 mesas testigo que ya utilizaron en las PASO para aproximarse a las tendencias que podrían arrojar resultados. Estiman los primeros resultados oficiales para las 21.

"El oficialismo gobierna 3 de los 5 principales distritos (Capital, provincia y Mendoza), y en los otros dos están el socialismo y el PJ local (por Santa Fe y Córdoba). Ellos tienen que garantizar la transparencia", dijo Trotta en alusión a los denuncias por presuntas irregularidades que surgieron desde el oficialismo.

En Ciudad de Buenos Aires

El candidato a jefe de gobierno porteño Matías Tombolini denunció que en algunas de las escuelas sus boletas fueron cambiadas y reemplazadas por otras de modo de que sus datos sean considerados nulos.

Tombolini se comunicó con otro de los candidatos a jefe de gobierno Matías Lammens, del Frente de Todos, y le comunicó lo que estaba ocurriendo y le dijo que también podían haberlo perjudicado a él.

Lammens, por su parte, concurrió esta tarde a escuelas de Villa Soldati donde tenía denuncias de que estaban ocurriendo irregularidades. Fuentes del Frente de Todos dijeron a LA NACION que tenían denuncias acerca de la aparición de coches oficiales transportando votantes y la entrega de alimentos a cambio de votos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.