El refuerzo de fiscalización redujo las mesas con cero votos

Fuente: Archivo
En las generales hubo menos planillas sin sufragios para Macri o Fernández
Alan Soria Guadalupe
(0)
25 de noviembre de 2019  

Entre las PASO y las elecciones generales hubo una fuerte corrección de las irregularidades que afectaron el conteo de votos destinados a Alberto Fernández y a Mauricio Macri. La cantidad de mesas sin votos para el Presidente cayó un 87% entre una elección y la otra (de 471 a 63), mientras que para Fernández se redujo un 77% (de 335 a 78).

En promedio, la cantidad de mesas con cero votos para todos los candidatos se contrajo, entre un comicio y el otro, un 63% por ciento a nivel nacional. Mientras que en las primarias se registraron 3811 mesas (el 3,7% del total) con nula cantidad de votos, en las generales el número bajó a 1376 (1,4%).

Para el análisis de los datos se utilizó una aplicación desarrollada por LN Data sobre la base de los resultados publicados por la Dirección Nacional Electoral.

Casilleros vacíos, números borrados, sumas mal hechas y telegramas firmados solo por fiscales de partidos afines. Las irregularidades detectadas oscilan entre los errores casuales, como tachaduras o letra incomprensible, y las maniobras absurdas en favor de un espacio determinado. Aunque en toda elección se dan situaciones como esas, la corrección en las importantes deficiencias en la fiscalización de las PASO fue, según el Gobierno, clave para reducir la cantidad de casos.

La Casa Rosada admite que parte de las irregularidades detectadas en las primarias se debió a la ausencia o la mala formación de los fiscales y afirma que el refuerzo en la fiscalización que implementó desde la dura derrota del 11 de agosto sirvió para "cuidar" el voto. Según un balance posterior a los comicios, el oficialismo estimó que alrededor de un 1% de los votos de todo el país pudieron haberse visto comprometidos por las maniobras de otros espacios. El resto, dicen, pudo haberse debido a errores cometidos en el momento de confección de los documentos electorales por parte de las autoridades de mesa. Aseguran, además, que en todas las elecciones primarias el número de irregularidades es mayor que en las generales.

"En las PASO, los telegramas de esas mesas estuvieron mal hechos y seguramente se debe a que no había fiscal de la fuerza que sacó cero votos, o el fiscal de esa fuerza no estaba capacitado para el conteo", dicen fuentes del equipo de fiscalización que lideró el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El Gobierno reclutó a cerca de 187.000 fiscales antes del 27 de octubre para abarcar las 98.524 mesas donde se votó ese día. Una situación que contrastó con la postura previa a las primarias, en las que el oficialismo admitió haber estar más relajado.

Buenos Aires (141), Santiago del Estero (50), San Juan (43) y Salta (42) fueron las provincias donde hubo más mesas con cero votos para Macri en las primarias, mientras que Buenos Aires (121) y Córdoba (39) fueron los distritos donde no se registraron votos para Fernández.

En ambos casos, los números se redujeron considerablemente en octubre. Los cambios más sustanciales fueron para Macri, que en Buenos Aires -donde concentró la mayor parte de la fiscalización- tuvo cero votos en solo siete mesas y en San Juan en una. Fernández, por su parte, figuró sin votos en ocho mesas de Córdoba y en 19 de Buenos Aires

Para la elección a gobernador bonaerense también hubo una reducción importante de las irregularidades. La cantidad de mesas con cero votos para María Eugenia Vidal cayó un 97% (de 203 a seis), mientras que Áxel Kicillof tuvo cero votos en un 86% menos de mesas entre agosto y octubre (de 136 a 19). El total de mesas con irregularidades de ese tipo se redujo en la provincia un 95%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.