El Senado aprobó cambios en la ley de defensa de la competencia

Fuente: Archivo
La iniciativa, que volverá a Diputados, permite a las empresas denunciar casos de cartelización
Lucrecia Bullrich
(0)
19 de abril de 2018  

El Senado aprobó ayer una variante de la figura del arrepentido que ya rige para los delitos de corrupción: en este caso, para que las empresas puedan denunciar casos de cartelización y otras prácticas monopólicas.

Esa figura forma parte de la modificación de la ley defensa de la competencia que la Cámara de Diputados había aprobado el año pasado y que ayer convalidó el Senado, pero que volverá a la Cámara baja porque se le hicieron cambios.

La iniciativa se aprobó, con el apoyo del peronismo, con 50 votos a favor y siete en contra, la mayoría del Frente para la Victoria.

El "régimen de clemencia", como lo bautiza la ley, prevé la reducción o exención de multas a las empresas que aporten datos para detectar violaciones de la ley. Puntualmente, exime de sanción al primer potencial integrante de un cartel que aporte las pruebas necesarias que permitan detectar casos de cartelización.

Además se crea la Autoridad Nacional de la Competencia, un organismo autárquico encargado de controlar y fijar sanciones, compuesto por un tribunal de cinco miembros y dos secretarías: las de Conductas Anticompetitivas y de Concentraciones Económicas. Hoy, por la ley vigente, la 25.156, la autoridad de aplicación es la Secretaría de Comercio Interior, que depende del Poder Ejecutivo.

En la conformación de ese tribunal está el cambio central, por lo que el tema deberá volver a la Cámara de Diputados. A pedido del peronismo, se aceptó que el Senado deba prestar acuerdo tácito a los integrantes de ese cuerpo. El texto aprobado en la Cámara baja, en cambio, preveía que, si en 60 días el Senado no se expedía, las designaciones quedaban aprobadas. "El acuerdo del Congreso no puede ser ficto, debe ser expreso", apuntó el senador Mario Pais (FPV-Chubut).

Evitar distorsiones

Puntualmente, la reforma establece la prohibición de "todos los actos o conductas que distorsionen o influyan negativamente en las condiciones de mercado".

Respecto de las multas, indica que las empresas que incurran en prácticas monopólicas y de cartelización deberán pagar una multa de hasta el 30% del volumen de negocios asociado a los productos o servicios involucrados en la conducta ilegal, multiplicado por la cantidad de años en los que hayan sostenido esas prácticas. Ese monto no podrá exceder el 30% del total de negocios de la empresa involucrada.

La defensa del proyecto corrió por cuenta de Federico Pinedo (Cambiemos-Capital), quien lo enmarcó en las "acciones contra los abusos de monopolio" que, según él, implementó el Gobierno, como los acuerdos para la compra de medicamentos del PAMI y las medidas contra la "cartelización de la obra pública".

"No podemos seguir con el sistema actual. Estamos consolidando un sistema oligopólico, de economía concentrada y prebendas por parte de algunos señores que retienen privilegios por ser protegidos por un sistema político que no los limita", concluyó Pinedo.

Las críticas de la oposición giraron en torno de que el proyecto no fija un porcentaje a partir del cual se considera que una empresa tiene posición dominante en un mercado. "Esto no sirve si no se establece un número que indique qué es posición dominante en el mercado. Si no, va a depender de la interpretación de los jueces", advirtió Cristina Kirchner (FPV-Buenos Aires).

En la misma línea, Anabel Fernández Sagasti (FPV-Mendoza) evaluó que la nueva ley "no evita la concentración económica ni garantiza los derechos de usuarios y consumidores", y apuntó a "altos funcionarios del Gobierno que pertenecen o pertenecían a multinacionales que tienen posiciones dominantes en mercados argentinos".

Además, el Senado aprobó anoche por unanimidad una ley sobre el régimen de Compre Argentino, que amplía los márgenes de preferencia de bienes de origen nacional para las compras del Estado.

Los porcentajes subieron del 7% actual al 15% para las pymes, y de 5% a 8% para grandes empresas. Se considera "bien nacional" a todo aquel que no supere el 40% de componentes importados.

Por otro lado se dio media sanción, por unanimidad, a la creación del Parque y Reserva Nacional Iberá, en Corrientes, que tendrá 23.000 hectáreas. El proyecto pasó a la Cámara de Diputados.

Los dos proyectos

Defensa de la competencia

  • Modificaciones

Se aprobó la media sanción de Diputados, pero se hicieron cambios, por lo que el tema volverá a la Cámara baja

  • Régimen de clemencia

Podrán acogerse empresas que denuncien casos de cartelización y otras prácticas monopólicas, a cambio de la reducción de multas.

Compre argentino

  • Preferencia

Anoche se aprobó una ley sobre el régimen que amplía los márgenes de preferencia de bienes de origen nacional para las compras del Estado

  • Márgenes

Se eleva esa preferencia del 7% al 15% para las pymes y de 5% a 8% para grandes empresas

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.