Elecciones 2019: Elisa Carrió dijo que "la elección no terminó" y deseó que "Vidal pueda ser nuestra presidenta"

La diputada nacional votó en la escuela Onésimo Leguizamón
La diputada nacional votó en la escuela Onésimo Leguizamón Crédito: Twitter Carrio
(0)
27 de octubre de 2019  • 18:55

A poco de conocerse los resultados parciales de las elecciones, que dan ganador a Alberto Fernández del Frente de Todos, y luego de asegurar en un mensaje en redes sociales que el presidente Mauricio Macri iba a ganar, la diputada Elisa "Lilita" Carrió posteó un video en Twitter en el que aseguró: "Yo espero hasta las 3 de la mañana la elección presidencial".

"Estamos contentísimos con la elección. Hay una paridad absoluta, lo que asegura la República y que nadie tenga uso de poder. Voy a esperar el escrutinio definitivo, el Presidente está haciendo una elección espectacular. Voy a esperar a la madrugada, como hice en el 83", aseguró Carrió.

Además, felicitó a Horacio Rodríguez Larreta por su victoria en la ciudad de Buenos Aires. También a todas las provincias, a todos los fiscales.

Al referirse a la elección en la provincia de Buenos Aires, donde la actual gobernadora pierde ante el exministro de Economía Axel Kicillof, indicó: " Creo que Maria Eugenia tiene derecho a vivir y que Dios le da un descanso para que pueda ser alguna vez nuestra presidenta. Que se haga cargo Kicillof de La Matanza".

Antes, a una hora del cierre de los comicios, la diputada oficialista se había mostrado confiada sobre un triunfo de Juntos por el Cambio. "Victoria en la nación y en la Ciudad de Buenos Aires. Viva Horacio Rodriguez Larreta! Viva Mauricio Macri!", había tuiteado.

Por la tarde, la dirigente de la Coalición Cívica fue a votar y confirmó con la misma sonrisa con la que llegó que no irá al búnker de Juntos por el Cambio, y que esperará los resultados en "alguna casa". Elisa Carrió llegó a la Escuela N°3 Onésimo Leguizamón desde su casa en Capilla del Señor. Su rostro de serenidad generó un clima de calidez a los pocos segundos de su llegada.

Rodeada de muchas cámaras y con un operativo de seguridad de pocas personas, la diputada nacional de CC-ARI pisó el establecimiento educativo a las 17:08 para emitir su voto. Carrió estuvo acompañada, además, de esporádicos aplausos y de votantes que le pedían fotos, expresando con sus palabras el cariño y la admiración hacia la dirigente de la Coalición Cívica, una de las impulsoras de Cambiemos.

Las personas que llegaban a votar se quedaban en el pasillo para mirarla, alentarla y sacarse "selfies". Algunos votantes, ya con ganas de salir de la escuela tras la emisión su voto, se quejaban por el amontonamiento y el tráfico generado.

Carrió fue la "diva" estrella del Onésimo Leguizamón. Con un vestido de raso blanco y colorado, y unos zapatos rojos acharolados y bien brillantes, esperó apenas unos minutos en la fila de la mesa 770 para entrar a votar.

A una de las fundadoras de Cambiemos se la vio como en su casa. Quizás sea porque hace unos años vivía frente a la escuela donde votó, sobre la avenida Santa Fe al 1500. Allí, además, estudió su hija Victoria.

La llegada de la diputada oficialista fue de las últimas del día y también de las más esperadas. Durante la última semana, se ausentó del cierre de campaña de Juntos por el Cambio, en Córdoba, y de la "Marcha del Millón". El lunes pasado, Carrió aclaró a través de sus redes sociales que estaría "en oración por la patria". Es por eso que, emitido el voto, la dirigente se dirigió hacia los medios durante tres minutos y aclaró el por qué de su ausencia en los últimos actos encabezados por Mauricio Macri.

"Desde el lunes cerré la campaña en San Nicolás y me encerré en mi casa", afirmó la dirigente con expresiones de tranquilidad en su cara. Según lo que expresó en Twitter, Carrió dedicó esta última semana a la oración. "Soy muy creyente, soy una obrera de Dios, y su debilidad es la oración", dijo.

En medio de sus declaraciones ante los medios de comunicación, hubo solo un comentario negativo hacia la dirigente, de parte de una mujer, que le gritaba desesperadamente: "¡Andá a laburar! ¡Dejá de chorear!". Ante las críticas de esta votante, una multitud comenzó a corear el nombre de la diputada nacional: ¡Lilita, Lilita...!". Y de pronto, el clima de la Escuela volvió a recuperar la calidez.

"Estoy muy feliz porque yo tuve un sueño político, que es conseguir la República, que un mandato culminara y continuara otro sin interrupciones y sin golpes", sentenció Carrió. "Esto no ocurre desde 1930, desde el gobierno de Marcelo T. Alvear".

A pesar de la derrota de Juntos por el Cambio en las PASO, Lilita se mostró esperanzada por los resultados de los comicios. "Seguro que a la madrugada van a ir muy bien", afirmó. "Hay que esperar el recuento definitivo".

Consultada sobre qué se juega ella con el resultado de estas elecciones, Carrió contestó que "nada", porque esté donde esté va "a estar con Dios". "Siempre voy a ser libre. En la cárcel, en mi casa, donde sea. muerta, viva".

Informe de Sol Coliva

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.