En Brasil se aceptan tarjetas de crédito

Pero rechazan los futuros argentinos
(0)
27 de diciembre de 2001  

SAN PABLO.- Poder usar una tarjeta de crédito argentina en Florianópolis y Camboriu no tiene precio, podría ser la campaña publicitaria de los hoteles y comercios brasileños que, para no espantar a los pocos argentinos que aún no cancelaron las reservas, están aceptando Visa, Mastercard, Diners y American Express para pagar todas las cuentas.

LA NACION habló con representantes de los hoteles Gracher Praia, Ilha da Madeira y Villa do Mar, en el Estado de Santa Catarina, donde llegaba por año medio millón de turistas argentinos. Todos dijeron que aceptaban las tarjetas de crédito argentinas.

Continúa, sin embargo, el problema para utilizar las de débito. Las redes Cirrus, Maestro, Plus y Link no están aceptando transacciones en San Pablo. "Transacción no disponible" es el mensaje que aparece en los cajeros al intentar hacer una extracción.

En todos los comercios

Tampoco es recomendable llegar a Brasil con pesos argentinos. "Sólo podemos pagar 1,40 real por peso", dijeron a este cronista en el hotel Ilha da Madeira. En las casas de cambio, la mejor cotización que se podía encontrar era 1,50 real por peso (65 centavos de dólar). Es decir, para Brasil, el peso argentino ya está devaluado en más del 35%, ya que la cotización del dólar para turistas llega a 2,50 reales.

En diálogo con LA NACION, Carmen Peters, presidenta del Convention Bureau de Florianópolis -especie de cámara comercial de la isla-, confirmó que las tarjetas de crédito podrán ser usadas en todo el comercio del sur del Brasil. "Aunque las cosas están cambiando todos los días, hasta el momento no hay problemas con las tarjetas", dijo.

Héctor Bicondoa, gerente del hotel cinco estrellas Villa do Mar, dijo que no habrá forma de aceptar los argentinos, por más que sea ésa la moneda que comience a ser usada en los próximos días. "No podemos aceptarlos porque no sabemos cuál será la cotización y si esa nueva moneda tendrá respaldo", explicó.

Antes incluso de conocer todas estas limitaciones, los argentinos decidieron cancelar en masa sus reservas para viajar al sur del Brasil. Contra los 500.000 turistas que llegaron el año último, hasta el momento ya cayó prácticamente el 70% de las reservas.

"Los más optimistas creemos que, cuando hagamos la cuenta final, se nos habrá caído el 70 por ciento de las reservas de argentinos. Los más pesimistas dicen que llegará al 80 u 85 por ciento", relató con pesar Bicondoa a LA NACION.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.