En busca de aval legislativo, elevó el Gobierno su oferta a las provincias

En una reunión con todos los gobernadores, les presentó una propuesta que permite un plan alternativo de devolución del 15% en cuatro años en vez de cinco; necesita el apoyo de los mandatarios en el Congreso
Mariana Verón
(0)
11 de marzo de 2016  

Macri pasó cinco minutos a saludar a los gobernadores, que tuvieron como interlocutor a Frigerio
Macri pasó cinco minutos a saludar a los gobernadores, que tuvieron como interlocutor a Frigerio Crédito: Presidencia

En busca de apoyo legislativo, el Gobierno mejoró ayer su propuesta para la devolución del 15 por ciento de los fondos que la Nación retiene a las provincias por recursos coparticipables, en un gesto de contención ante la inminencia del debate en el Congreso del acuerdo con los fondos buitre.

A partir del esquema inicial de devolver tres por ciento en efectivo por año en un plazo de cinco años, la nueva oferta que presentó la Casa Rosada habilita a los gobernadores a sumar otro tres por ciento anual, que se efectivizará mediante algún tipo de bono o letra y será opcional, según las necesidades financieras de cada distrito.

Aunque tanto los gobernadores como los funcionarios nacionales despegan la negociación por los recursos coparticipables del apoyo que necesita la Casa Rosada en el Congreso para aprobar el acuerdo con los fondos buitre, la mejora en la oferta oficial intenta contener el reclamo provincial y acercarse a quienes definirán el futuro de la ley que Mauricio Macri planteó como la única salida para encaminar la economía.

No por nada el propio Presidente se hizo un lugar en la agenda para pasar a saludar a los gobernadores, que ya estaban reunidos desde el mediodía en el Salón Norte, muy cerca de su despacho.

Con un mensaje corto, de no más de cinco minutos, lo que duró su presencia en el encuentro, Macri reiteró su reclamo de que cualquier solución debía contemplar el cuidado de la situación fiscal, según contaron los testigos, y dejó en manos de Frigerio el detalle de la propuesta.

En concreto, cada gobernador podrá elegir si quiere que a la devolución del tres por ciento por año que recibirán todos suma otro tres por ciento en bonos, que obviamente tendrá los descuentos de toda operación bancaria. Quienes no se vuelquen por esa opción mantendrán el porcentaje pleno, aunque pagado en cinco años, hasta completar el 15 por ciento.

Los gobernadores aliados a la Casa Rosada celebraron la opción. Entre ellos estaban Gerardo Morales (Jujuy), María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y la vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero. En ese pelotón se anotó Juan Manuel Urtubey (Salta), que consideró la propuesta "un importante avance". El salteño no oculta su alineamiento.

En el otro extremo se ubicó Alicia Kirchner (Santa Cruz), que aprovechó la reunión de más de dos horas para plantear sus diferencias con la política económica. En el medio quedó el resto, sobre todo los peronistas que apuestan a un diálogo más fluido con la Casa Rosada.

Frigerio presentó la nueva propuesta en conferencia de prensa junto a Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Sergio Uñac (San Juan). Los tres se manifestaron conformes y consideraron la nueva opción una propuesta "superadora", pero anunciaron que la estudiarán en detalle. En definitiva, cada uno evaluará qué alternativa le conviene más. Sin embargo, algunos mandatarios, como Domingo Peppo (Chaco), manifestaron sus dudas respecto de cómo recibirán los fondos después del primer año.

La opción que encontró el Gobierno para contener a los gobernadores tiene sabor a poco para aquellas provincias, como La Pampa, que tienen las cuentas en orden. La propuesta está destinada a adelantar parte de los fondos retenidos según la necesidad fiscal de cada gobernador.

Además, no avanza en el pago del retroactivo por los años que se retuvo el 15 por ciento, algo que consiguieron Santa Fe, Córdoba y San Luis tras el fallo de la Corte Suprema que les dio ese beneficio y que abrió la puerta para el resto de los reclamos.

Tampoco los mandatarios consiguieron la devolución del 1,9 por ciento que retiene la AFIP, que habían sumado entre sus reclamos. El titular del organismo recaudador, Alberto Abad, también estuvo en la reunión para explicar el rechazo.

El Gobierno dejó en manos de los gobernadores recurrir a la vía judicial, camino que la mayoría ya tomó, aunque Frigerio recordó que "el diálogo y la negociación política deberían ser mucho más beneficiosos".

En su política de contención, la Casa Rosada anunció que todos los meses habrá encuentros con los gobernadores. La semana que viene, en principio, comenzará el debate técnico con los ministros de Economía provinciales. Como ahora cada distrito tomará la opción que más le convenga, se firmarán convenios por separado si es que aceptan. El Gobierno incluirá en ese mano a mano las deudas cruzadas entre Nación y provincias y los giros en concepto de Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

Cómo son los planes de pago

  • El plan original contempla un pago del 3% acumulado en cinco años: 3% en 2016; 6% en 2017; 9% en 2018; 12% en 2019, y 15% en 2020
  • El esquema alternativo contempla 6% este año (pero con 3% en bonos, que tiene costo financiero); 9% en 2017 (3% en bonos); 12% en 2018 (3% en bonos), y 15% en 2019 (3% en bonos)

Perlas Rosadas

Un gobernador con buena memoria y una charla de negocios a la vista de todos

Déjà vu de los tiempos menemistas

Estaba calma la reunión entre la Nación y los gobernadores -que transcurrió menos picante que otras- cuando el socialista Miguel Lifschitz, de Santa Fe, reivindicó en tono de paz y amor la ronda de diálogo que abrió la Casa Rosada con los gobernadores para abordar cuestiones fiscales, algo que no se veía en "los últimos 30 años". Para sorpresa por lo que parecía un bocadillo despojado de polémica, lo cruzó el pampeano Carlos Verna. "Con Menem sí hacíamos estas reuniones. Y vos estabas", dijo, entre risotadas, señalándolo a Rogelio Figerio, que cobró como yapa. "Del lado del gobierno, por supuesto", completó el veterano cacique del PJ, sin filtro. El ministro del Interior, lejos de incomodarse, resaltó la buena memoria de un viejo conocido.

Macri se mudó a la residencia de Olivos

El presidente Mauricio Macri ya está acomodado con su familia en la residencia oficial de Olivos. Se mudó allí hace dos semanas. Se instaló momentáneamente en la casa de huéspedes, donde solía instalarse Máximo Kirchner, el hijo de la ex mandataria. Cuando se terminen las reformas por humedad encargadas tras asumir el mando, se trasladará junto a Juliana Awada y su hija Antonia al área principal.Macri pasa en Olivos los días hábiles, pero el fin de semana se traslada a su quinta personal en Los Abrojos, en Malvinas Argentinas. Antes de alcanzar la Presidencia, Macri vivía en un departamento sobre la avenida del Libertador, en Barrio Norte.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.